domingo, 3 de junio de 2018

MOMENTO TRÁGICO



La lactancia es un período maravilloso para ambos, pero en algún momento debe terminar.

Es un acto de responsabilidad adulta que genera mucha resistencia en el pequeño y también en la madre.

Sin embargo, existen formas de hacer trampa. Por ejemplo, la mamá ayuda al hijo más tiempo del necesario a la vez que el hijo no logra auto sustentarse. Todo transcurre con tanta normalidad que nadie nota cuán patológica es la conducta de ambos: a ella le sobra dinero de la jubilación y él tiene mala suerte con los trabajos que consigue.

No hay comentarios: