jueves, 29 de enero de 2009

Ya sé cómo perder

La palabra «rating» aún no figura en el Diccionario de la Real Academia ... a pesar de que es uno de los vocablo más usados por los medios de comunicación. Quizá se trate de un descuido de los responsables de la actualización del referido manual.

Por ahora deberíamos manejarnos con la expresión «índice de audiencia» ... que es mucho más extensa y menos popular.

Pues bien, con el permiso de los señores académicos digamos que el rating marca cuan aceptado es un producto en el mercado. Es un índice de aprobación, de agrado, de complacencia, de acierto en los gustos de la gente.

Aunque parezca un escepticismo radical, no estoy tan seguro de que sea posible influir sobre nuestro rating, esto es, hasta qué punto somos aceptados socialmente, y más específicamente, en el mercado laboral (que es al que apunta este blog).

Lo que sí me parece más creíble es que haya una relación entre nuestro afán de logro y el éxito de nuestros emprendimientos.

Dicho de otra forma: si en lo más profundo de nuestro corazón deseamos tener una vida espartana, frugal, carenciada, mínima, prescindente, con la mayor escasez posible, es casi seguro de que podremos lograrlo. El deseo (conciente o inconciente) de ser pobres difícilmente se vea frustrado por la realidad.

Resumiendo: No sé (aún) si existe una fórmula para el éxito económico, pero ya me convencí de que es bastante sencillo procurar la pobreza y que a veces la buscamos inconcientemente.

●●●

18 comentarios:

Carlos Rúa dijo...

A ver si entendí: ud dice que es posible evitar la pobreza pero no es tan fácil conseguir la riqueza.

Montessori dijo...

Los libros de auto-ayuda están todo el tiempo diciendo cómo triunfar. Están equivocados entonces?

Almita dijo...

Le comenté a mi psicóloga algo que ud dijo y ella dijo que a veces tratamos de repetir la pobreza propia de la infancia (porque los niños no tienen nada de ellos).

Douglas dijo...

La idea es ser pobre pero quejarse. Es como ser un homosexual reprimido y homofóbico.

Karen Vence dijo...

Sentí una frase que parece célebre. Dice: Quien conserva lo que no necesita, roba igual que un ladrón. Qué trágico no?

Francis dijo...

Para tí, que siempres tratas de apoyarte en la naturaleza, fíjate que los animales no salen a cazar cuando están sin hambre. Es probable que el animal humano mejor vinculado con la naturaleza sea el que llamamos pobre.

Me gusta tu esfuerzo. Suerte!

Raquel Magnolla dijo...

Lo que tu dices para mi tb podría expresarse diciendo que las personas tenemos que desarrollarnos, educarnos, crecer como personas.

Para dejar de ser pobres es preciso educarse, desarrollar el intelecto, tener conocimiento de habilidades, conocer mínimamente nuestro lenguaje y como usarlo.

Son todas pérdidas de inmadurez.

Wenceslao Cibils dijo...

Yo pensaba que era mi mejor amigo pero por como me va en casi todos los terrenos (amor, salud y dinero), me parece que algo voy a tener de cambiar respecto a mi mismo.

Marco Dotta dijo...

Sin duda es más sencillo procurar la pobreza que lograr la riqueza. Para ser pobre sólo hay que dejarse ir, dejarse estar, en cambio para progresar es necesario el trabajo y la inteligencia.

Carlos Fuentes dijo...

Para pensar en progresar económicamente primero hay que resolver los conflictos o dificultades que te roban el impulso vital. En otras palabras, lo primero es tener muchas ganas de vivir, que no es lo mismo que irla llevando.

Jorge Romero dijo...

Las personas mejor adaptadas al sistema son las que tienen más aceptación en el mercado laboral.

Guyunusa dijo...

El inconciente es un traidor. Es mi peor enemigo. El muy cobarde no se da a conocer. Se lleva la mitad de mi sueldo en mis intentos por darle captura.

Cachila dijo...

No quiero tener una vida frugal pero debo reconocer que mis esfuerzos en pos de la abundancia, brillan por su ausencia!

Karen dijo...

Si descubres la fórmula para el éxito económico ¿no te la irás a guardar? Espero que sigas siendo siempre igual de generoso con tu conocimiento.

Plutarco dijo...

El mercado laboral me escupe sin asco. Yo sigo atacando. Voy a morir de pie.

Daniel dijo...

Hoy hay que estar actualizándose permanentemente para no quedar afuera del mercado laboral. Es todo un reto y está bueno porque te hace crecer en todo sentido.

Hostan dijo...

Es fácil ser aceptado socialmente. Basta con decir lo que los otros esperan oir y hacer lo que quieras sin que los demás se enteren.

cacho dijo...

En otras palabras ud dice que para ganar hay que tener ambición.