martes, 20 de mayo de 2008

Doce bombachas o una Toyota 4x4

Este artículo quedó un poco más entreverado que la mayoría porque tengo que hacer participar al dinero como símbolo de dos cosas: de la caca y del deseo. Los dos son correctos, pero presentarlos juntos le quita claridad al texto.

Razono de atrás para adelante y digo: 3) La publicidad de los laxantes está invariablemente dirigida a las mujeres. 2) El marketing se basa en serios estudios de mercado, en muchos casos más cuidadosos que los utilizados para aplicaciones científicas menos rentables que el marketing. 1) Por lo tanto puedo asegurar que el «estreñimiento femenino» existe.

Vuelvo al psicoanálisis y pienso: ¿Qué es el estreñimiento? Respuesta: una somatización del ahorro. ¿Por qué? Porque para la mayoría de la población el dinero es un símbolo de los excrementos fecales.

Es muy importante tener en cuenta que la mujer puede tener muchos orgasmos en poco tiempo mientras que el hombre tiene un orgasmo cada tanto.

Podemos confiar también en que ellas disfrutan mucho haciendo compras. Aparentemente más que ellos. Les gusta hacer muchas compras (pluriorgasmia) mientras que ellos más bien hacen pocas compras pero gastando más dinero (monoorgasmia extenuante).
Si existe el «estreñimiento femenino» es porque ellas prefieren «ahorrar» el dinero-caca para no tener que ahorrar el dinero destinado a las compras. Se les pide que sean ahorrativas y ellas aceptan a medias: son estreñidas.

Como ven, este artículo contiene un entramado de conceptos escasamente concretos y por eso digo al principio que no es tan fácil de entender. Al menos para los que sólo cuentan con la razón como única herramienta de comprensión.

●●●

13 comentarios:

Elena dijo...

Conozco unas cuantas mujeres y muy pocas tienen regularidad.

horacio dijo...

Claro que la forma de razonar de un psicoanalista es diferente a la forma de razonar de un banquero. No es fácil creer que alguien tenga estreñimiento porque desea ser ahorrativo. Lo que me llama la atención es que muchas personas dice que tienen "el intestino perezozo" como si una parte del cuerpo fuera menos laboriosa que el resto. Esto me llama mucho la atención.

erico dijo...

Me recuerda que llegué de visita a la casa de unos tíos y se estaban riendo como avergonzados. Resulta que mi tía había evacuado una hez tan rígida e inflexible que mi tío tuvo que cortarla con una cuchilla para que la descarga de agua pudiera moverla del water. Insólito!

julio dijo...

Tengo tres hijos y realmente me casé pensando en no tener ninguno porque me molestan los niños. Sin embargo mi mujer es tan excitante que me convenció en los hechos de tener estos tres, decidió no tener más, y estoy muy conforme de tenerlos. Todo esto para decir que las mujeres tienen más deseo que el hombre. Si no fuera por las ganas que ellas tienen, el mundo tendría la mitad de gente.

moises dijo...

Uno no puede medir las consecuencias cuando una mujer se le presenta como estas dos modelos de lencería. Puedo dejar de fumar pero no podría resistirme a tener sexo si una mujer me invita. A los que hacen voto de castidad no los entiendo. Si entiendo a quienes los olvidan.

urbano dijo...

El estreñimiento no solo ocurre con la evacuación infrecuente sino también con la evacuación dificultosa.

Para mí siempre se trata de una persona que es tacaña pero no con el dinero. Por algo su cuerpo prefiere retener lo que tiene para tirar.

Es como se dice a veces: "No come huevo por no tirar la cáscara".

natalio dijo...

Si será cierto que el deseo es una locura: No puedo dejar de mirar la cola de esta modelo y ni se me ocurre asociarla con la función excretoria. Para mí es fascinante y ni se me ocurre imaginármela defecando y mucho menos suponer que su deposición será maloliente. Es preciosa y yo estoy totalmente loco deseándola. La comería a besos. Estoy loco de atar.

lorenzo dijo...

Para mí que las mujeres son más espontáneas y naturales que los hombres. Ellas son mucho más cambiantes que nosotros, pero sin embargo están mucho más vigiladas y por eso ellas están pendientes si les vino la menstruación -porque si no les viene están embarazadas y ahí empieza toda una historia- y también están pendientes de si mueven el vientre con regularidad más o menos por el mismo motivo: les exigimos que sean previsibles, regulares, disciplinadas, prolijas.

eugenio dijo...

No es anormalísimo que alguien defeque una vez por semana. Depende de cómo sea su cuerpo, de lo que coma. Sin embargo la cultura occidental hace mucho hincapié en este funcionamiento. Para mí que la biología es mucho menos regular que una máquina, sin embargo es buen negocio hacernos creer que podemos llegar a ser tan regulares (e inmortales!!!) como una máquina, y para ser como máquinas (regulares e inmortales) nos venden cosas que nosotros compramos y ellos hacen un buen negocio.

gracia dijo...

Si les queda alguna duda yo se las aclaro de ahora y para siempre: A LAS MUJERES NOS ENCANTA IR DE SHOPPING. Si estoy deprimida, si estoy de malhumor, si estoy contrariada, todo se me acomoda yendo de shopping o yendo al coiffeur.

sofia dijo...

Voto por la moción de la senadora Gracia (jajaja). Veo esa foto con la lencería negra, tan bien mostrada, y me vienen unas ganas desesperadas de salir ya y comprármelas. No me importa más nada que tener eso, y ponérmelo y ver la cara que va a poner mi amante.

colocar dijo...

eso explica la cantidad de comerciales sobre laxantes en que aparecen mujeres y no hombres. parece mas un producto del interaccionismo simbolico que de la psicologia.

colocar dijo...

eso explica la cantidad de comerciales sobre laxantes en que aparecen mujeres y no hombres. parece mas un producto del interaccionismo simbolico que de la psicologia.