martes, 2 de diciembre de 2008

Gracias a Dios soy ateo

Muchos lectores me han hecho saber sus discrepancias sobre las hipótesis que se basan en las creencias cristianas para explicar algunos tipos de pobreza.

Sus principales argumentos apuntan a que existen muchos pobres que son ateos, otros que no conocen nada sobre la biografía de Cristo y otros que, aún creyendo en la existencia de un Dios, están por fuera de toda religión.

Con la precaución de conservar siempre algo de duda sobre la validez intelectual de lo que pienso, en este caso puede ser interesante compartir con ustedes que, habiendo comenzado el mes de diciembre, ya es notoria la aparición del espíritu navideño.

Gran parte de la población mundial comienza a prepararse para que se produzca un cambio de hábitos durante unos cuantos días.

Es probable que el principal motor de toda esta revolución de nuestra especie sea pura y exclusivamente el sector comercial e industrial que se prepara para aumentar su actividad y sus ganancias.

Esta efervescencia la vivimos todos en mayor o menor medida, recordemos o no que se origina en un fenómeno místico, mágico, milagroso, carismático, religioso.

El brusco cambio de intensidad emotiva, sentimental, económica y digestiva no es un hecho menor en nuestras existencias que son mucho más monótonas y repetitivas el resto del año.

Los invito entonces a pensar que nuestras vidas están estrechamente vinculadas con el cristianismo, independientemente de nuestra posición religiosa.

●●●

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que nuestras vidas están más estrechamente vinculadas con el consumismo patológico. ¿Cómo es posible que nuestros menúes sean los mismos que en el hemisferio norte que está en invierno?
Hacemos dieta para el verano, engordamos en las fiestas, volvemos a estar a dieta. Quien puede comprendernos?

Nuria dijo...

A estos días que se avecinan, les tengo terror!!!

Andrés dijo...

Las obligaciones sobre el estado de ánimo que hay que tener son la máxima hipocrecía de lo que somos capaces.

Isabel Facundez dijo...

Algunos locos creen que le controlan los pensamientos desde afuera ¿quién dice que están locos?

Erasmo Imbriaco dijo...

Yo era uno de los que le protestó por la insistencia en los temas cristianos y admito que este argumento es válido. Igual continúo con mis dudas. Lo mantendré informado.

casaravilla dijo...

En mi país estamos todo el año esperando el pago extra de fin de año y éste se va en una sola salida de compras innecesarias.

luanda mago dijo...

Sr. Casaravilla, el pago extra de fin de año es justamente para eso. Ud interpreta correctamente la realidad y actua en consecuencia.

maribel escobar dijo...

Estoy en un todo de acuerdo con su planteo Licenciado (alguna vez se tenia que dar)

helen dormicun dijo...

Los ateos, los que estan por fuera de toda religion, no pueden estar por fuera de los fenomenos sociales. El festejo navideño es un fenomeno social global, salvo para alguna perdida tribu amazonica. Y este fenomeno viene recargado de contenidos. Es una mezcla a licuadora, de consumo, idolatria a la familia tradicional, valores bastardeados, ilusiones infantiles, negaciones adultas, ansiedad, compromisos, tristezas, ausencias, manias, alcoholes, pinos del norte y lucesitas chinas.

fermin castro dijo...

La intensidad emotiva me conduce al lechon pero si me dejase llevar por la inteligencia digestiva preferiria legumbres.

clarisa del mar dijo...

Lo felicito por la foto que ilustra el articulo. Es un autentico simbolo de Navidad.

esther antunez dijo...

Al menos deberiamos tener la sensatez de festejar Navidad y fin de Año el 25/6 y 1/8. Luego en diciembre y enero, para no pecar por descorteses, los mantenemos a ambos dias como feriados no laborables y depositamos una corona de flores en la puerta de la Matriz.

paty dijo...

Las creencias cristianas catolicas pueden explicar algunos tipos de pobreza. Judios y Protestantes curten otra onda.

catalina cuelgan dijo...

En los shoppings el espiritu navideño comenzo a manifestarse por octubre.

chris vegas dijo...

Si se preguntara a los niños que se celebra el 25/12, apuesto a que el 80% dice la llegada de Papa Noel y un 20% de desadaptados el nacimiento de Jesus.