lunes, 1 de diciembre de 2008

Las inundaciones de dinero perjudican a los pobres

Cuando los españoles descubrieron América a finales del siglo 15 provocaron algo muy perjudicial para los asalariados de toda Europa.

Puesto que los metales preciosos (fundamentalmente oro y plata) comenzaron a entrar a España en cantidades enormes, el precio de estos metales bajó. Esta es una regla clásica de la economía: cuando algo abunda disminuye su precio y cuando escasea, aumenta su precio.

Como también sucede actualmente, esas fortunas traídas de América fueron a parar a los reyes y a pocas personas más, pero estas pocas personas comenzaron a pagar precios muy altos por cualquier cosa que quisieran comprar, incluidos los alimentos.

Los precios de los alimentos en Europa, a los pocos años del descubrimiento, llegaron a multiplicarse por tres, pero no aumentaron en la misma medida los ingresos fijos de los asalariados. Por este motivo éstos se vieron perjudicados por la proeza de Colón.

Hoy tenemos otro fenómeno parecido al descubrimiento de América, que —por supuesto— también perjudica a los asalariados. China e India, que son los países con mayor población de la Tierra, están aumentando su poder adquisitivo y por eso los precios de los alimentos están subiendo para todos nosotros.

El objetivo de este artículo es señalar que pertenecer al grupo de los trabajadores con ingresos fijos y dotados de la menor cuota de poder (fundamentalmente por la ausencia de sindicatos fuertes), fue, es y seguirá siendo un mal negocio.

Este blog procura que ese lugar que ocupan los pobres de una sociedad, quede desierto de potenciales víctimas, así como sería bueno que las zonas inundables no estén pobladas por personas como usted y como yo.

●●●

21 comentarios:

Rafael Andrade dijo...

¡Por fin alguien que rompe la pavada esa de poner los siglos con números romanos! Ahora me doy cuenta de que veníamos haciendo una estupidez. Lo felicito!!!!

Milka Souza dijo...

No conozco la historia por sus problemas cotidianos. Puras batallas y militares por todos lados. No me gusta esa historia. Es aburridísima.

Jacinto Alvarado dijo...

Las zonas inundables son utilizadas por los hijos de los que reciben del gobierno casas nuevas ubicadas en zonas altas. Después se repite la historia.

Manuel Arrascaeta dijo...

Viví varios años en zonas inundables y era necesario porque dependía en gran medida de lo que pescaba en el río. El problema de las inundaciones es divertido y no tan grave como dicen los noticieros.

Rocío Proto dijo...

Se viene la crisis y ya les estoy diciendo quienes la van a pagar: Los africanos, turcos, lituanos y sudacas.

Se los doy firmado.

Dolores Jurado dijo...

Me molesta que haya gente que pasa mal porque me impide que yo pase bien. No lo puedo evitar. Ellos quizá tampoco puedan evitar pasar mal.

Pepe Trueno dijo...

Las personas más felices son las que gozan luchando y las más infelices son las que padecen peleando. Si me faltan trincheras, igual pago con tal de tener un enemigo enfrente.

Cohen dijo...

El mejor director de cine es Tarantino porque hace correr tanta sangre que salpica a los espectadores.

Agripita Brujilda dijo...

Nadie lucha por los demás. Todos estamos lo mejor que podemos y nos dejan.

Olaf dijo...

No hay pobres y ricos sino personas que deciden y personas que obedecen. Quien no puede decidir siempre será pobre porque los que deciden jamás permitirá que sea otra cosa.

Máximo Trujillo dijo...

En mis modestas meditaciones he concluido que lo más caro es lo más imprescindible: comer, habitar y vestirse (en ese orden).

Dorotea Zárate dijo...

También yo voto a favor de usar los números comunes para señalar los siglos. Nunca aprendí a leer esos que tienen letras. Si son número, son números.

Rosamunda Paoletti dijo...

Mi psicólogo de me dijo que mi sensación de que estoy maniatado en una telaraña no es una error de mi psiquis.Todos estamos atrapados en la cultura.

Lía Vega dijo...

Si a los chinos se les diera por invadirnos, sólo tiene que venirse.

regina estepa dijo...

Es un mal negocio depender de un magro salario, pero nunca podré encarar eso si no resuelvo otras cosas antes, que son muy personales.

colón dijo...

Trabajador sin sindicato es navegante sin brújula.

abel dijo...

Mi novia es un metal precioso: fría y muy cara.

dani dijo...

Quiero comprar barato en una zona inundable, construir una colina y tener la casa más alta del barrio.

iris platero dijo...

Me parece que los reyes no pagaban por sus alimentos, los campesinos debían donar parte de la cosecha.

roy dijo...

La China y la India se las traen!

tupac dijo...

Los que nos vimos más perjudicados fuimos los incas, en esto quiero hacer incapié.