martes, 3 de junio de 2008

Cadena laboral

La organización socio-económica que tenemos reclama la especialización de las personas y de su trabajo; esta especialización hace que cada individuo se vuelva incomparable a otro y que cada uno de ellos se vuelva indispensable en el mayor grado posible. Sin embargo, esta especialización hace que cada persona dependa más directamente de las actividades complementarias de todos los demás. Desde otro punto de vista esto lo comento en el artículo anterior titulado Malabaristas con fuego.

Más drásticamente: se hace preciso capacitarse intensamente en algo como para ser indispensables y esto trae como consecuencia que nos volvemos inútiles para varias destrezas que tendremos que salir a comprarle a otros imprescindibles.

El factor clave —una vez asumido que tenemos que convertirnos en muy especialistas— es que nuestra destreza sea realmente necesaria para los demás. Esto tiene mucho que ver con qué es lo que nuestra comunidad efectivamente necesita y está dispuesta a comprar. Por ejemplo, todo lo que una máquina pueda llegar a hacer a un precio competitivo, eso no nos sirve. Por ejemplo, si somos capaces de entregar en la casa de nuestros clientes una pizza exquisita y con la temperatura adecuada en 25 minutos, eso puede convertirnos en indispensables porque la mayoría demora 30 minutos como mínimo y la temperatura a veces no es la adecuada.

Un factor menos significativo es que estemos dispuestos a contratar a otros especialistas ya que el sistema depende de que todos podamos ser útiles al resto para lo cual será preciso vender soluciones y también comprar soluciones. Para no cortar la cadena laboral que nos permite obtener nuestros ingresos, habría que comprar artículos o servicios importados sólo en caso de necesidad fundamentada.

●●●

12 comentarios:

arlette dijo...

¿Especialización en qué? ¡No tengo ni la menor idea a qué dedicarme! No sé lo que me gusta, no sé para qué sirvo, no sé para qué me quieren. ¡QUIEN RESPONDE ESTAS PREGUNTAS! ¡Hay alguien ahí afuera?

cosme dijo...

Estoy igual que Arlette. Yo tampoco sé para dónde agarrar. Estoy como atontado, como si recién acabara de salir de una borrachera pero la resaca ya tiene varios años.

juan josé dijo...

Parece que estos dos jóvenes están angustiados por ser demasiado jóvenes, pero puedo decirles desde los 52 años que la cosa mejora pero no tanto. A esta altura ya no puedo cambiar mucho y lo que yo sé hacer está siendo reemplazado por máquinas computarizadas que realizan mejor que yo una cantidad de maniobras por las que yo cobraba muy buen dinero. ¡No es nada fácil muchachos! Lamento no poder alentarlos proque yo también necesitaría alguien que lo haga conmigo.

azael dijo...

Los países mejor posicionados son cuidadosos del trabajo de sus habitantes y los países menos desarrollados nos dedicamos a criticar los proteccionismos que limitan nuestras ventas.

Siempre terminamos tratando de que el que hace las cosas bien subsidie al que hace las cosas mal.

diana dijo...

Los libros de autoayuda siempre dicen lo mismo que el artículo y uno puede decir que están bien pensado pero por algún motivo es muy difícil de hacer. Cuando uno lo lee dice: "Esta es la solución", pero cuando la quiere aplicar, casualmente la receta no funciona.

isabel dijo...

Eso de entregar la pizza bien calentita en 25 minutos hace que uno pueda atender solamente a los que viven a menos de 100 metros del lugar donde se hace. Si no es un lugar muy poblado, los clientes serán pocos y el negocio no podrá crecer.

federico dijo...

Debo estar resumiendo mal pero ud parece estar diciéndonos algo así como "traten de ser buenos en una cosa y malos en las otras 99". Seguramente estoy entendiendo mal.

jairo dijo...

Ya llevo 15 años luchando por mejorar nuestro nivel de vida y parece que estuviera nadando siempre contra la corriente. Me esfuerzo pero siempre estoy en el mismo lugar. ¿Cuál es el esfuerzo necesario? ¿Hasta dónde hay que pelear para que uno pueda avanzar aunque sea un poquito?

edgardo dijo...

Por experiencia sé que mejorar los ingresos es una parte del estar mejor pero no la condición necesaria. Entonces cuando te rompés por mejorar los ingresos, se te desacomodan otros aspectos de la vida (el familiar p.ej.)y lo mismo al revés. Está claro que soluciones infalibles no hay.

chechu dijo...

algunos afirman que la especialización produce seres deformes y mediocres

martín dijo...

Mi problema es que compro demasiadas soluciones pero no puedo vender ni una

carina dijo...

yo quería ser indispensable en la cadena afectiva pero ya renuncié