domingo, 22 de junio de 2008

Cuando una moneda se convierte en monedita

Los estados (países) crean una moneda y luego imponen la circulación forzosa, es decir, que los habitantes de ese país están obligados a recibirla como adecuado medio de pago.

Imaginemos un país donde sucede esto y en el que cada unidad equivalga exactamente a 10 gramos de oro. Podemos suponer que cada Golden (imaginemos que éste podría ser el nombre de esa moneda) equivale a 10 gramos de oro. Es tan serio y confiable el gobierno de este país que si uno concurre a su Banco Central con un Golden, ellos le entregan un sobrecito con 10 gramos de oro.

Pasan los años y los pobladores de Goldenia (este podría ser el nombre del país imaginario) son felices, no tiene problema de ningún tipo. Tanta paz un día empieza a resquebrajarse porque el rey que acaba de asumir considera —junto con sus asesores que se los trajo a todos de Estados Unidos— que tienen grandes chances de invadir con éxito al país vecino, apropiándose de toda su fortuna porque —según argumentan— hace 4.000 años estos dos países estuvieron unidos.

Empiezan los gastos de guerra y Goldenia tiene tantos egresos que ya no tiene el oro suficiente para entregar aquellos 10 gramos por cada Golden. Sólo puede entregar 8 gramos. Los otros dos gramos se usaron para comprar armas, para pagar el sueldo de varios mercenarios reclutados en todo el mundo, vestirlos, alimentarlos y muchos etcéteras porque las guerras son muy caras.

Este fenómeno es el que se denomina técnicamente inflación (porque para conseguir los 10 gramos de oro necesitamos más de un Golden) así como también se dice que la moneda fue devaluada (porque el Golden pasó de equivaler 10 gramos de oro a sólo 8 gramos de oro).

Mañana comentaré cómo no solamente las monedas se devalúan sino que también algunos trabajadores devalúan su trabajo para aumentar indirectamente sus salarios.

●●●

20 comentarios:

abraham dijo...

Mi país nunca entró en guerra pero nos pasamos la mitad de cada año luchando gremialmente porque la inflación devora nuestros salarios.

alan dijo...

Ud quiere sugerir acaso que EEUU es un país con vocación de invasor? ¡Qué ignominia! jojojo

dolores dijo...

Yo era muy chica pero en mi país iniciaron una guerra para "reconquistar" las Islas Malvinas y casi perdimos el país entero.

La veleidad de ciertos hombres puede ser costosísima.

clemente dijo...

No hace falta entrar en guerra para que los gobiernos devalúen la moneda y se queden con la diferencia: simplemente robando a las arcas del estado ya es un motivo suficiente para que pase eso.

Más diría: creo que es el motivo más frecuente que los gastos de guerra.

carmela dijo...

¿Cuánto le estará costando a los cubanos el bloqueo que le hace EEUU desde hace 50 años?

No tengo la esfera de cristal pero podría pasar que las próximas elecciones las gane este señor negro que le ganó a Hilary y que los norteamericanos decidan con él indemnizar al pueblo cubano por los daños injustamente ocasionados y que de la noche a la mañana la isla se convierta en un paraíso.

amalia dijo...

Mi padre siempre debe haber estado en guerra porque la fortuna que heredó de su madre se ha ido extinguiendo por los negocios fabulosos que provocan pérdidas de fábula.

daniela dijo...

Está bueno eso de que hace 4000 años formaron un sólo país porque en esa época no habría ni países.

ruben dijo...

En mi país están subiendo los combustibles, por eso suben los alimentos, el precio del petróleo le está dando ganancias no sé a quien y mi salario está cada vez menos rendidor.¡Qué tengo que ver yo con todo esto? ¡Por qué cada vez tengo más dificultades? ¡Dónde están mis enemigos que no les veo la cara?

sandra dijo...

Anoche con mi marido leimos este artículo y nos acostamos pensando que somos unos imbéciles porque gastamos una montaña de ahorros en poner una reja todo alrededor de nuestra casa y resulta que el robo mayor y permanente lo estamos recibiendo por la suba de precios. Nos sentimos los reyes de la imbecilidad. Pobres los ladronzuelos de los que nos estamos protegiendo!

ricardo dijo...

Hace un tiempo comentaban las mujeres en mi oficina que se habían dado cuenta que el litro de aceite ahora se vendía en botellas de 900 gramos y terminaron riéndose de ver cómo hacía tiempo que las estaban estafando y no se habían dado cuenta.

miguel dijo...

¿Se dieron cuenta que el Golden tiene en el diseño dos grullas que están alejándose? Es obvio que cuando las hicieron ya estaban pesando en que el valor de la moneda se estaría yendo volando.

edith dijo...

Cuando festejé mis 15 años el profesor de filosofía estuvo hablando con mis compañeros y conmigo de que las mayores pérdidas provienen del lugar que uno menos se lo espera. Él también dijo que eso no debía ponernos desconfiados sino que la mejor solución era aceptar las pérdidas inevitables.

ismael dijo...

La mayoría de los gobiernos hace lo mejor que pueden y la corrupción suele ser mucho menor que la que dicen los diarios. Lo que pasa es que como son los cadidatos ideales para acusarlos de las dificultades de nuestras sacrificadas existencias, les echamos la culpa de todo, pero sólo tienen la culpa de una parte.

ramiro dijo...

En Uruguay desde que el peso comenzó a devaluarse ya no ganamos más mundiales de fútbol.

aurora dijo...

Mi abuela me contó que cuando ella era niña se acostumbraba tirar libras esterlinas al escenario, cuando actuaban los escolares, en este caso a las niñas del Colegio Hermanas Domínicas.

braulio dijo...

Mis antepasados provienen de un país donde la gente estaba llena de problemas. Sólo mi abuelo, que se dedicó al psicoanálisis, salió adelante.

rúben dijo...

En Cante Grill la moneda se ha devaluado tanto que la vendemos al kilo como aliación.

mariela dijo...

En casa los responsables de la devaluación de mi sueldo son mis hijos.

el historiador dijo...

Cuando los paisanos de Goldenia empezaron a recibir sobrecitos de 8 gramos se armó una revuelta que poco a poco se extendió por todo el territorio y terminó dejando al país en ruinas.

reuters dijo...

En Goldenia los perros raza Golden dejaron de ser un símbolo de estatus desde que se devaluó la moneda del mismo nombre.