jueves, 19 de junio de 2008

El rey de copas

Estamos de acuerdo que todo trabajador se merece un salario por su trabajo. Lo que hasta ahora creo que no habíamos comentado es que algunos trabajadores deben estar obligados a tener un salario. Para ellos, no solamente es un derecho sino que también tiene que ser una obligación.

Sucede muy a menudo en los voluntariados. Un grupo de personas bien intencionadas y con tiempo disponible, decide por ejemplo, encargarse de dirigir un club deportivo.

Esta tarea es muy compleja y exige cantidad de horas de esfuerzo muy grande y especializado. Quienes a esto se dedican se hacen responsables de administrar el patrimonio de la institución, de hacer compras, de cobrar una cuota a los socios, atender el fin específico en sus aspectos deportivos y sociales. Habrán muchas reuniones de coordinación y planificación, tendrán que regatear precios con proveedores, administrar personal, mantener el entusiasmo de los socios, imaginar y organizar eventos.

Cuando estas tareas se realizan sin un salario, los dirigentes pueden hacer excesivo hincapié en su condición de trabajadores honorarios y suponer que la institución y los demás están a sus órdenes porque esta condición los eleva a la categoría de monarca. Si imaginamos que esta ebriedad de poder se replica en los demás integrantes de una comisión de cinco personas, tendremos a cinco monarcas, portando toda su soberbia, tratando de que los demás monarcas sean sus vasallos, lo cual difícilmente se logre sin pasar previamente por alguna guerra interna que termine perjudicando a la institución deportiva, a los socios, a todos los que tienen en ella su fuente de trabajo y a la comunidad en general.

Por eso, algunos trabajadores están obligados a tener un salario.

●●●

20 comentarios:

viejo renegon dijo...

En la comisión que administra mi consorcio tuvimos que llegar a poner un salario justamente por los líos que se producían. Ahora no administran los viejos jubilados e incapaces sino un jovencito que necesita mucho lo que gana en esta tarea.

nelson dijo...

NO ESTOY DE ACUERDO. Ud es un racionalista que se cree que las personas somos máquinas que solo trabajamos cuando nos echan combustible. NO SEÑOR. Habemos quienes tenemos vocación de servicio y que podemos tener un desempeño tanto o más satisfactorio que aquellos que cobran.

antoine dijo...

Donde yo trabajo todos tenemos un salario y sin embargo hay (¿o habemos?) una cantidad de reyes. De copas hay uno sólo con aliento a whisky desde la mañana.

adalberto dijo...

Trabajo en una compañía con más de 1000 empleados y han contratado a expertos de varios países para mejorar la convivencia entre nosotros y no le encuentran la manera. El ser humano es un bicho complicado, excepto mi mujer. Ella es una bicha. jejeje

Gracias

efrain dijo...

Cuando observo los problemas de afuera me parecen de una manera pero cuando estoy adentro los veo de otra, a tal punto que cometo los mismos errores que cuando estoy afuera critico.

silvina dijo...

En psicología se dice que el psicólogo tiene que cobrar para mantener una cierta distancia necesaria con sus pacientes (además de cobrar para poder vivir no?)

walter dijo...

Ahora estoy sobrio pero estos temas de psicología los visito porque ya hay mucha gente que me dice que soy alcohólico y que no lo quiero reconocer. Para mí que tomo sólo cuando quiero pero estoy empezando a dudar si cuando quiero es que quiero no que no lo puedo evitar y entonces pienso que es un acto controlado por mí. ¡Qué lio! Ahora que lo escribo me doy cuenta que es más difícil de lo que pensaba.

vilma dijo...

No me sirve nada: estoy en desacuerdo con este artículo porque me parece que existen personas que pueden ser responsables de un cierto compromiso aún sin cobrar nada pero también debo reconocer que cuando uno trabaja honorariamente es más suspicaz y tiende a sentirse usado. Sobre todo cuando la familia insiste en que ese esfuerzo les está siendo quitado injustamente.

alma dijo...

Mira Vilma, mi padre parece que es un gran colaborador desinteresado del club deportivo de sus amores, los socios y jugadores lo aman pero te puedo jurar que él lo que hace es evadir sus responsabilidades como padre y como esposo. No es otra cosa. Es un hipócrita común y corriente.

belmondo dijo...

Los norteamericanos viven reclamando derechos porque dicen que pagan los impuestos y parece que este reclamo es atendido. Si acá en la Argentina alguien llegara a reclamar con ese argumento te puedo asegurar que se le ríen en la cara y hasta lo llevan preso por imbécil.

bill dijo...

Este artículo me hizo acordar a la película Un día de furia porque en ella Michael Douglas tiene todo tipo de problemas que lo estresan y termina haciendo cualquier desastre porque no soporta más todo lo que le pasa. A veces estos trabajos honorarios son una buena escusa para descargar presiones donde hay que aguantarse porque uno recibe una paga que funciona como un bozal, entonces cuando uno no cobra, puede morder para desahogarse.

viviana dijo...

Yo uso esa peli como calmante para no matar a alguien. Al protagonista le pasa de todo: lo despiden del trabajo, la mujer lo deja, queda trancado en un embotellamiento del tráfico y estalla con unos ataques de furia que cuando los vuelvo a ver, me tranquilizan y termino de verla mucho mejor. Para mi el cine es un arte terapéutico. Se los recomiendo.

maribel dijo...

Nunca se me había ocurrido pensar que los participantes de una comisión honoraria estuvieran ahí porque es donde pueden desahogarse de las frustraciones que padecen cuando trabajan por dinero. Excelentes comentarios.

Saludos a todos.

wenceslao dijo...

Este mensaje es para el licenciado: Creo que entre todos le estamos aportando la idea de que si hay gente pobre es porque la presión que recibe cuando le pagan los pone furiosos y se convertirían en criminales seriales.

alexis dijo...

Este blog me divierte porque trata con trivialidad temas que siempre los encuentro mucho más serios y trágicos.

Aporto diciendo que la locura es una solución que unos pocos pueden encontrar para cuando la presión los atormenta en exceso. Claro que el loco es alguien que sufre, pero llegó a ella porque su psiquis se lo permite y porque la vida le resultaba muy insoportable.

Es difícil de creer pero es así.

yenny dijo...

Cuando se trabaja en forma honoraria es más fácil abandonar ante los primeros inconvenientes.

gabriel dijo...

ahora entiendo por que los superhéroes se sienten tan poderosos ¡ellos son trabajadores honorarios!

graciela dijo...

Trabajando en forma honoraria en las tareas del hogar no me siento poderosa.

amílcar dijo...

Entonces usted no es partidario de un ejecutivo colegiado.

leticia dijo...

Ahora que me doy cuenta estoy de acuerdo con su planteo, Lic. Mieres ¿Podré cobrar con retroactividad?