lunes, 21 de julio de 2008

¡Cuidado con los psicólogos!

Cerca de mi casa están por construir un gran edificio y ya instalaron una oficina de ventas dentro del mismo predio.

Fuimos con mi esposa a interiorizarnos sobre precios, financiación, diseños, terminaciones, plazos, intereses, dimensiones, orientación, fecha de entrega estimada.

El señor que nos atendió, impecablemente vestido y de modales muy profesionales, nos proporcionó todos los datos que habíamos ido a buscar y con ellos destinamos todo el fin de semana a realizar las valoraciones del caso para luego tomar una decisión.

Cuando agotamos nuestras ideas, pasamos al siguiente paso que fue consultar telefónicamente a parientes y amigos.

Las opiniones y consejos recibidos podrían ordenarse según el grado de inteligencia, según el grado de relevancia, según el grado de sentido común y según el grado de extravagancia.

La que no pudimos catalogar ¿quién pudo aportarla? Si, claro, por supuesto, acertaron: La psicóloga (que habíamos dejado para el final con la secreta esperanza de que no tuviéramos tiempo de consultarla). Luego de plantearle todo el negocio y las condiciones, ella le dijo a mi esposa:

— Es todo muy interesante pero tengan en cuenta que la empresa no les está financiando la compra a ustedes sino que son ustedes los que le están financiando la construcción a ellos, ya que empezarán a pagar por algo que recibirán dentro de dos años.

¡Qué desgraciada! ¡Estábamos tan contentos con el negocio que íbamos a hacer y tuvimos que repensar todo de nuevo!

●●●

15 comentarios:

atilio dijo...

Un motivo por el que no quiero visitar a un psicólogo es justo porque puede señalarme algo que tengo delante de los ojos y no veo pero tampoco quiero ver.

Pedro dijo...

Los psicólogos y los adivinos tienen algo en común y es que pueden dar malas noticias.

Beatriz Venturino dijo...

Estoy pagando un apartamento en construcción y me cobran intereses por la financiación. Algo no anda.

MONALISA dijo...

Los negocios que nos ofrecen los demás no siempre son los mejores.
Cuesta trabajo y esfuerzo conquistar la propia libertad.

olguita d. dijo...

A todos los vendedores bien vestidos les tengo desconfianza. No tengo pruebas pero tengo razón ¿me crees?

Besos

Andres dijo...

Nunca empezaría a pagar por algo que no sé exactamente como es y como está.

teresinha O.C. dijo...

Si alguien pone un banco y presta dinero, se merece ganar todo el oro del planeta porque se la está jugando como un kamikaze.

Aristides dijo...

Los banqueros tendrán mucha audacia pero los que juegan en la ruleta también necesitan la adrenalina.

La gente hace lo que hace porque necesita hacerlo, aunque quien no lo necesita se imagine que el otro está haciendo algo extraordinario.

esmeralda dijo...

La mayoría de estas compras son exitosas y sin problemas, pero a veces son estafas de alto vuelo. Pasaba también algo parecido con la venta de terrenos.

alberto dijo...

Cuando la psicóloga me insinuó que quizá yo soy bisexual, no pude dormir durante dos noches. Ahora lo estoy considerando y no me parece tan terrible.

Luis Edo. dijo...

Llegará el día en que compremos un inmueble por internet. ¡Ya verán!

José Ma Graciano dijo...

Soy usuario de Ebay.com y me parece fabuloso. Ya compré varias cosas y ahora estoy por vender mi auto (si tengo suerte que me lo compren jajaja).

nubia dijo...

Vivo en una casa antigua reciclada, pero mi meta es estrenar algún día un apartamento de construcción moderna. No quiero más cosas viejas.

Angélica dijo...

Los psicólogos son gente como nosotros pero le dedican todo el día a pensar en lo mismo. Así cualquiera!!

ruben raúl dijo...

Y qué importa que uno le financie a los constructores? Lo importante es que todas las condiciones de la compra sean aceptables, si se benefician los constructores sin perjudicarme, que viva la cara de ellos.