lunes, 7 de julio de 2008

Fugados de la pobreza

El eje temático de este blog es la pobreza patológica, esto es, aquella escasez de recursos que molesta, ya sea a quien la padece directamente o a quienes se ven perjudicados por ella indirectamente (familia, amigos, sociedad, gobierno).

Existe un punto de equilibrio imaginario en el cual alguien posee los recursos materiales suficientes como para no tener carencias generadoras de esa molestia mencionada en el párrafo anterior.

Quien tiene de menos es el que se define como pobre pero existe también el desequilibrio opuesto. Algunas personas tienen una cantidad de recursos materiales que están por encima de ese punto de equilibrio imaginario y acá también tenemos un fenómeno interesante para ser tenido en cuenta a la hora de encontrar causas (y posibles soluciones) de la pobreza patológica.

Popularmente se dice que los que tienen demasiado se están quedando con recursos que pertenecen a los que tienen de menos. Esta es una postura en la que se omiten las ventajas de la propiedad privada como norma esencial para una convivencia mínimamente pacífica de cualquier comunidad contemporánea.

Asumir una identidad por los rasgos opuestos es muy frecuente entre quienes prefieren un cierto equipo deportivo sólo porque detestan a su tradicional oponente. Por ejemplo, soy fanático del equipo A porque en realidad lo que me interesa es hacerle la vida imposible al equipo B. Lo mismo puede suceder en el plano ideológico político, filosófico, religioso.

Es probable que los que tienen más dinero de lo que necesitan están exhibiendo un rol que genera un fuerte rechazo entre ese grupo de personas que adhieren a la conducta exactamente opuesta sólo para diferenciarse de los primeros.

Esta actitud «exactamente opuesta» también está presente entre quienes podríamos catalogar de «ricos patológicos» porque es posible que algunas personas tengan recursos excesivos por el sólo hecho de no verse pobres.

●●●

18 comentarios:

veronica dijo...

Mi hermano tiene pobreza patológica porque se casó con una consumista incansable que lo endeuda por todos lados y los demás tenemos que andar afrontando sus compromisos en desmedro de nuestras propias necesidades.

sheila dijo...

También yo tengo problemas con mi cuñada a tal punto que desde que entró a la familia he ido adhiriendo a diferentes cosas por la única razón que son las opuestas a las que ella prefiere.

liliana dijo...

No quiero ser pobre porque ya fui, tengo experiencia y no quiero repetir. Gracias.

raimundo dijo...

Estos blogs está dirigidos a neuróticos llenos de fobias raras.

jorge L dijo...

Hemos conversado con mi esposa si no estaremos teniendo un presupuesto equivocado, porque hace años que luchamos y siempre parece que corriéramos de atrás.

paulino dijo...

Mis amigos más queridos son socialistas o comunistas y he tenido dudas si cambiar el auto o no porque ellos son muy severos con los gastos superfluos cuando andan niños por la calle que quizá tengan hambre.

Alba dijo...

Me gustaría saber el significado de riqueza y el significado de pobreza.Y no andar buscando culpables por ahí. El sistema existe como tal, porque nosotros lo alimentamos y a la misma vez nos nutrimos de él.

leticia dijo...

Pretendiendo responder a la pregunta de Alba, creo que el Licenciado se refiere a la riqueza y pobreza materiales, lisa y llanamente. O dicho de otra manera, ser de los que tienen mucho o poco dinero, con respecto a la mayoría de las personas de la sociedad en donde viven.

la posmoderna dijo...

No hay nada peor que perjudicar a los seres queridos con nuestras necesidades.

paolo dijo...

Tengo un equilibrio circense que me permite sonreír como un payaso y engañar a todos.

lautaro dijo...

Una cosa son las ventajas y desventajas de la propiedad privada y otra la apropiación de bienes que resultarían más aprovechables si fuesen comunitarios.

marina dijo...

Verme pobre me produce cierta fobia, pero lo que me da terror es la enfermedad y la vejez. Desgraciadamente de esas no me salvo porque no se salva nadie.

helen dijo...

Me parece que no le tengo fobia a ser rica, pero tengo serias dudas. Tengo algunas imágenes en mi mente que catalogan muy mal a la riqueza. Me molesta que esas imágenes no sean el fruto de conclusiones sacadas por mí misma. Estoy casi segura que me las inculcaron a través de la educación formal e informal.

maristela dijo...

Soy Asistente Social y veo con frecuencia que las personas más carenciadas gastan en artículos suntuarios cuando tienen necesidades mucho más urgentes que cubrir. Creo que esa conducta va en el sentido de lo que Ud. propone.

el poeta dijo...

El señor de la foto corre hacia un pasado lleno de piscinas de agua tibia, pop, maní con chocolate, caricias, bicicletas y árboles frondosos.

raquel dijo...

Con mi marido somos muy complementarios. A mi no me gusta nada de lo que le gusta a él y visceversa. ¿Será que nos queremos hacer la vida imposible?

emilio dijo...

Soy una persona que tiende al pegoteo como un chicle masticado. Por ese motivo siempre elijo al revés de la mayoría. Es una medida profiláctica.

alcira dijo...

Tengo muchas carencias generadoras de molestia, pero nada tienen que ver con el dinero. Usted no es la persona indicada para darme posibles soluciones.