sábado, 12 de julio de 2008

¿Éxito?

¿Qué es tener éxito? Parece una pregunta fácil pero no lo es tanto.

¿Éxito para quién? ¿Para el interesado? ¿Para los que dependen o se aprovechan del interesado? ¿Para la humanidad?

Si un estudiante desea salvar un examen, tiene éxito si lo salva, si no lo quiere salvar porque eso implicará que los padres le exijan buscar y encontrar trabajo, salvar el examen constituirá un fracaso.

Hasta un suicida puede tener éxito en caso de matarse, aunque un psiquíatra lo evalúe como un fracaso terminal.

Nuestra sociedad tiene más o menos establecido cuál es la definición oficial de éxito y de fracaso. Todos conocemos con relativa certeza qué se espera de cada uno de nosotros.

Llámase patología al desacuerdo entre las expectativas personales y las expectativas oficiales. Es la sociedad la que dice qué está bien y qué está mal pero somos los individuos los que sabemos qué quiere nuestro deseo y que rechaza nuestro deseo.

Llamase éxito a las transacciones gananciosas que puedan lograrse entre las expectativas personales y las expectativas oficiales. Si mi deseo odia el sistema educativo actúo como un incapaz para que me dejen tranquilo y tengo éxito si le creen a mi personaje y me tienen lástima. Si mi deseo es complicarle la vida a los burgueses capitalistas tengo éxito si puedo asumir el rol de dirigente gremial para que mi bronca personal quede enmascarada en una lucha de clases.

Esto no es psicoanálisis, es ciencia psico-económica: El bienestar consiste en negociar con el entorno y conseguir al mejor precio posible lo que mi deseo demanda.

●●●

16 comentarios:

raquel dijo...

Hoy es domingo y anoche tuve sueños nuevos. Ahora leo este artículo y también me parece nueva la definición de éxito. En esta extraña jornada me parece que para mí son éxito dos cosas: 1) Que me miren insistentemente cuando paso delante de otros y 2) Que hablen de mí cuando estoy ausente (si hablan bien, mejor, pero no es imprescindible).

ariel dijo...

Quiero tener éxito y el primer escalón exitoso para mi sería saber cómo lograrlo, qué camino seguir, a qué dedicarme, dónde tengo que poner todo mi esfuerzo, para qué sirvo más, dónde puede ser que me vaya mejor.

almudena dijo...

En resumidas cuentas la receta suya es disimular, ser hipócrita, practicar técnicas teatrales, funcionar en un "como si". ¿Eso es una recomendación profesional? Esperaba algo más serio.

gilberto dijo...

Nadie lo sabe pero habemos muchos psicólogos clandestinos que operamos desde el anonimato. Somos abogados, médicos, directores técnicos de fútbol, informáticos, madres con más de 3 hijos, carceleros. Todavía no pudimos incorporar a ningún notario porque tienen la cabeza llena de papeles.

isidro dijo...

Lo del éxito del suicida me pegó fuerte porque a veces tengo ganas de matarme y el miedo me obliga a abandonar el intento, pero nunca pensé que si lo logro fuera exitoso yo que justamente me quiero matar porque soy un fracasado.

jessica dijo...

El caso que siempre me tuvo perpleja es el de Marilyn Monroe. Claro que quizá no se suicidó y fue víctima de un homicidio, pero me parecía que alguien con su glamour era totalmente triunfante y no podría haberse matado y perderse todos los agasajos que le hacían.

olavo dijo...

Lo digo con mis palabras a ver si está bien: éxito es salirse con la de uno sin que lo sancionen. Xe, si yo deseo robar algo y no me pillan, me anoto un éxito. Si yo violo a una mujer y ésta, por vergüenza, no me denuncia y mi delito queda impune, tuve éxito. ¿Es algo así?

pedro dijo...

Almudana y Olavo tienen interpretaciones que me parece que dejan algo importante de lado. Quizá cuando el licenciado habla de satisfacer el propio deseo o las expectativas personales, no se está olvidando de que una persona normal no tiene ganas de violar o robar o ser hipócrita porque se siente mejor prescindiendo de estas prácticas.Estas aspiraciones quizá se concentren en las personas que adolecen de algún rasgo de personalidad patológico, que como son los menos, no están expresamente contemplados acá.
Así lo entendí yo al menos.
Gracias.

armando dijo...

Hace tiempo que no leo un conjunto de reflexiones tan lúcidas.
Felicitaciones y todos mis respetos.

ronaldo dijo...

Los mejores precios para lo que uno demanda están en la zona del puerto.

gabriela dijo...

Pienso que para lograr momentos de éxito hay que tener un piso muy sólido de paz interior.

leonardo dijo...

Para mí salvar exámenes y que me fuera bien en los estudios fue un éxito para mi familia y una fuente de desprestigio frente a mis pares.

julián dijo...

Soy un ex-suicida y les hablo desde el cielo. No crean chicos y chicas que esto de quitarse la vida es changa. Piensen muy bien el método a utilizar. Si fracasan pueden quedar atrapados en el infierno o pasar una vergüenza tremenda. La gente termina faltándote el respeto.

oscar dijo...

Hoy en mi país fue el día del padre. La sociedad esperaba que pasase a buscar a los mellisos por lo de mi ex. Cuando iba en camino se me quedó el cachilo. Tomé el transporte colectivo y llegué tarde. No tuve éxito porque la madre de mis hijos consideró inaceptable la demora.

germán dijo...

Oficialmente tienen expectativa de que deje el cigarro. Personalmente espero decidir por mi mismo, como cuando me piden que vote con independencia de criterio.

mauricio dijo...

Llámese patología al desacuerdo entre los dueños del poder y los simples ciudadanos.