martes, 7 de abril de 2009

Competencia entre perros y gatos

Hace un tiempo que me intereso por saber qué sucede con las mascotas. La convivencia con animalitos es algo que hace una mayoría de personas.

Mi pregunta es: ¿cómo están repartidas las preferencias entre perros y gatos?

Unos y otros pueden gratificar a su amo con su compañía, pero se diferencian sustancialmente en que los gatos son más independientes que los perros. Por este motivo pueden quedarse solos quizá hasta 3 días, comiendo y evacuando en los lugares de la casa que le fueron destinados. Los perros son más dependientes y requieren ser atendidos cada pocas horas.

En esencia, ambos pueden proveer similares cuotas de amor pero el gato «cobra» más barato.

Como tendencia, se viene observando que los felinos son cada vez más preferidos. Hace unos años quizá la proporción era que había un gato cada nueve perros y hoy ya están siendo preferidos casi indistintamente.

Reflexión: Es posible pensar que esta actitud de los dueños de mascotas revela un cambio en las preferencias y a la hora de pensar qué se espera de nosotros, concluyo: Las mascotas se ganan la comida haciendo compañía (de hecho es como si ese fuera su trabajo y su salario).

En suma: nuestros empleadores o clientes quizá esperan de nosotros que le brindemos un buen servicio causándoles cada vez menos dificultades.

●●●

14 comentarios:

Bibiana Colomba dijo...

Me hace un poco de gracia cómo usted siempre "mercantiliza" cosas y situaciones que nunca habría podido imaginármelas como comerciales.

Así que los gatos cobran menos? jaja. ¡Muy creativo!

Verónica dijo...

En mi país (Chile), era normal tener que hacer largas filas para pagar algunos servicios. Hoy se puede hacer automáticamente, sin hacer filas. Aquellas empresas "caninas" ahora se han puesto más "felinas".

Eunices dijo...

Soy la mascota de mi gata, y a mucha honra! ji

Israel Bengoa dijo...

Cada vez estamos menos dispuestos a esforzarnos. Es cierto que los gatos dan menos trabajo que los perros, pero son más fríos, menos cariñosos. Los perros nos aman y los gatos nos usan.

Raquel Bertín dijo...

No es que sea perfeccionista, pero una mascota bien cuidada gana más que su comida: Alojamiento, veterinaria, lavados, guardería.

Alicia C. dijo...

Me parece que para quienes amamos a los perros, quizá podamos cambiar de raza, x ej, yo me mudé de una casa a un depto y cuando falleció el ovejero compré un chihuahua, pero un gato? Me parece que no podría.

Azucena Hermida dijo...

Han surgido muchas historias tristes en las que algún perro mordió a una persona. Los rothweiler son bastante agresivos. Mi hija se fue a vivir con una amiga y lo primero que hizo fue conseguirse un gato y no un perro como siempre tuvimos en nuestro hogar.

Delmira Luchini dijo...

Para mi que no tengo tan buen oído ni vista ni salud, los perros me ayudan más proque se alertan por cualquier ruidito o olor que yo hace años que no oigo o huelo.

Yeya dijo...

Me pasé de Snoopy a Gardfield y creo que acá me planto.

Sussy dijo...

Soy fanática de la limpieza y mi marido también, pero la mayor prueba de amor que pudo darme fue en dejar su perro en la casa de los padres (que va a visitar todas las semanas y que no se enteren mis suegros de que va por Duque) y en casa sólo tenemos a Carola.

Ella cuida de la higiene suya y del piso, mejor que una persona.

Xavier Velloso dijo...

El desplazamiento intelectual de las mascotas rentadas a los trabajadores o empresarios, lo encuentro discretamente dificultoso. No sé cuantas personas podrán apreciar realmente su esfuerzo creativo.

Pancho dijo...

jaja, nuevamente se están peleando estos dos para ver quién se queda en nuetra casa? Se van a terminar casando. jaja

MUERTEVIDEANOS dijo...

¿soy la mascota de mi patrón?...a ver... puede ser pero tengo la jauría del sindicato gráfico a mis espaldas y le puedo contagiar un poco de conciencia con mi mordida infecatada de anarquismo.
Tengo una gata. Wendy, vive conmigo y comparte mi espacio, siempre viene cuando la llamo y no rompe nada, además va al baño sola sin necesidad de sacarla como a los perros... mejor que una esposa la mayoría de las veces.

Guyunusa dijo...

Siempre los empleadores, clientes o patrones esperaron que sus trabajadores les brindaran un buen servicio al más bajo costo posible. Que los gatos se pongan de moda no tiene nada que ver.