sábado, 4 de abril de 2009

Nacer es feo

En el artículo titulado La desilusión es frustrante, comento sobre cuáles son las dos reacciones que podemos tener ante una frustración (por ejemplo, no encontrar algo que sabíamos dónde estaba) o una desilusión (por ejemplo, con un amor que no es correspondido).

La preocupación que tenemos todos por evitar estas penosas situaciones, hace que los psicoanalistas le dediquemos mucho tiempo y esfuerzo a encontrarle una explicación con la esperanza de que esta explicación nos permita encontrar algún alivio.

Cuando alguien dice que las personas «somos como somos», está sugiriendo que es nuestra naturaleza, nuestra condición, que si somos combativos o depresivos, eso no se puede cambiar.

Para agregar un poco de optimismo a esta postura tan fatalista, hay quienes opinan con justificada razón que el nacimiento es en sí un hecho frustrante porque significa la pérdida de todas las comodidades que uno pueda imaginar de la vida intrauterina.

Quienes reaccionan depresivamente ante las frustraciones y desilusiones pueden comenzar a pensar que quizá esa fue su primer reacción ante el nacimiento y que luego siguen repitiendo la misma conducta (pasiva) porque no se han dado cuenta de que tienen la otra opción, es decir, que podrían cambiar el modelo reaccionando en forma activa, enfrentando el problema, haciéndolo propio, prescindiendo de una imaginaria ayuda que nunca volverá a llegar.

●●●

27 comentarios:

Joselo dijo...

Esta sentencia fatídica de que "somos como somos" y no hay forma, a veces juega a favor cuando se recuerda aquello de "hazte fama y échate a dormir".

Jacinta Paniagua dijo...

Acá se habla de la compulsión a la repetición, y copiando a Joselo: "El hombres es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra", con lo cual concluyo:

1) Que somos animales.
2) Que el proverbio es falso: tropezamos más de dos veces en la misma piedra.

Isadora Inderkum dijo...

La clave del éxito está en tener una indiferencia total por la opinión de los demás pero hacer cosas que a esas personas les interese mucho. Ya sé que parece contradictorio, pero si lo piensan un poco se van a dar cuenta que hay un pequeño margen en el que puede funcionar.

Ivana Glattli dijo...

Para no deprimirse hay que recibir amor del específico que una busca. No sirven sustitutos. Mejor dicho, sirven pero por poco tiempo. El amor es como una droga natural. No mueve montañas pero nos da fuerza para escalarlas.

Ester Castelli dijo...

Advertencia grave: Las abuelas nos sacan de un apuro pero lo barato sale caro. Ellas se hacen todo fácil, consienten a nuestros pequeños que después se convierten en hombres y mujeres que se desploman ante la primer contrariedad.

Rita Cámara dijo...

El confort que ahora tenemos casi todos más la publicidad que no se cansa de decirnos que no hay que esforzarse porque eso que ellos publicitan nos arregla todo, creo que nos debilita nuestra paciencia y perseverancia, que todavía siguen haciendo falta, aunque ellos quieran negarlo porque les conviene.

Dr. Etchverry dijo...

Hoy es probable que sea feo nacer y se manifiesta en el ciclo bulimia/anorexia, en la drogodependencia, en la pasión por el juego, en los deportes peligrosos y xq no en los fanatismo ideológicos o religiosos.

Para mi son formas de escapar a unas condiciones de vida demasiado estresantes.

Teófilo Bagnana dijo...

Antes las personas se mataban en las guerras, después se mataban trabajando y ahora, después de haber superado esta etapa, simplemente nos matamos como podemos.

Ubaldo Raggio dijo...

La estereotipia es la condición de hacer siempre lo mismo, sin variante, como si la inteligencia perdiera flexibilidad, creatividad, alternativas, puntos de vista. Hay personas que sencillamente no tienen inteligencia para encontrar salidas alternativas pero hay otras que -como ud dice-, si supieran que se están repitiendo podrían dejar de hacerlo.

Ortellado dijo...

Las personas que siempre hacen lo idéntico simulan estar muertas, como un mineral, fosilizadas. Se sacaron todos los problemas de encima. No deja de ser inteligente cuando no hay pérdidas graves en calidad de vida.

Ulises dijo...

Hay dos cosas que repite mucha gente y que me parece que están fuera de lugar:
Perdón y gracias. Yo tb las repetiría si no fuera porque cada vez que me vienen las ganas, me acuerdo de esto y me reprimo.

Francisca dijo...

Creo que lo que propone el artículo es el método de la Terapia Cognitivo Conductual o de la Programación Neuro Linguistica (PLN).

R. Funes dijo...

Fui a una conferencia donde el expositor decía que uno tiene hecha como una obrita de teatro en la cual posee el rol protagónico y que difícilmente se cambie el texto, excepto que la persona entienda esto del guión y reconozca que tiene que cambiarle la historia a repetir.

JUlio Galdós dijo...

Somos hijos del rigor y cada cosa que aprendimos la aprendimos bajo amenaza o castigo real (de los padres, los maestros, la experiencia). Después no queremos volver a recibir aquel castigo real o imaginario y repetimos indefinidamente el modelo POR MIEDO!!!

Andrés Poliladron dijo...

Como la noche de mi ciudad me absorbe, entonces yo absorbo cocaíana, drogas de diseño, alcohol, y hoy estoy desvelado por eso no sé qué hago acá contando estas cosas que a nadie le importan. Bueno pero me importan a mí porque estoy cavándome la tumba con una cucharita de te.

Raúl Induni dijo...

Mi mujer primero se reía pero ahora me insulta. Cada vez que entro en el inmaculado comedor de nuestro piso, tropiezo con la alfombra cuya compra nos costó una tremenda discusión y 8 días sin hablarnos.

Augusto Negri dijo...

Nacer es feo, morir es espantoso y crecer una tortura ¡estamos rodeados!

Beba dijo...

Mi madre me contó que tuve una reacción depresiva ante el nacimiento porque me pasé los 3 primeros meses durmiendo.

Tarantina dijo...

Me acuerdo que tuve una respuesta re-pasiva cuando intentaba aprender a andar en bicicleta. Siempre hacía lo mismo: me subía, tropezaba con una piedra, me caía, me volvía a subir ... y así.

Mateo dijo...

A partir de ahora mi conducta será proactiva, acertiva y eficaz porque mi amigo imaginario me abandonó definitivamente.

uno de los octillizos dijo...

Mis hermanos y yo estamos llamados a hacer grandes cosas porque tuvimos una vida intrauterina de tercera clase y ahora que cada quien tiene su espacio, podremos desarrollarnos como Dios manda.

el patito feo dijo...

Cuando nací era feo. Todos me miraban raro. Me discriminaban. Sin embargo cuando llegó la adolescencia empecé a ligar como loco. A todas les gustaba lo largo que lo tenía.

Mª Eugenia dijo...

Hoy guardé la billetera en el congelador. ¿Le parece que deba reflexionar sobre este acto fallido? Quizás sólo sea estrés.

Sandra Mianovich dijo...

Soy lo que soy
no tengo que dar
escusas por eso.
El sol sale igual
para mí y para ellos

La vergüenza real
es no poder gritar
Yo soy lo que soy!!

Yoel dijo...

Antes, cuando los enamorados se escribían cartas, los amores no correspondidos eran mucho más frecuentes.

Diego dijo...

Cuando venía de la cancha con las rodillas desechas mi madre siempre me explicaba que era sólo un raspón, pero esas explicaciones nunca me permitieron encontrar ningún alivio.

MUERTEVIDEANOS dijo...

La mejor forma de combatir la depresión es ser un luchador absoluto frente a los naturales avatares de nuestra vida, vivimos en una sociedad que fabrica depresivos crónicos y sin embargo a nadie se le enseña a ser felíz, de eso hay que encargarse uno mismo buscando su manera.