domingo, 24 de agosto de 2008

Chinito deprimente

Para producir hay que tener energía. No se me ocurre ningún caso en el que una producción pueda hacerse sin algún tipo de energía transformadora.

Incluyo en este concepto la energía que pone alguien para hacer un cultivo, o la que pone un empresario para fabricar un objeto, o la energía que pone un trabajador intelectual para administrar. Seguramente que también incluyo en este concepto la energía para mover las máquinas (petróleo, electricidad, viento, etc.).

El factor «energía» es esencial para cualquier emprendimiento productivo y transformador. Por lo tanto, cualquier factor que nos quite energía, se constituirá en un obstáculo importante.

Algo así es lo que está sucediendo a nivel mundial con los precios que ofrece China por una infinidad de productos industriales.

Su mercadería es tan barata —inclusive después de pagar los fletes más lejanos—, que produce un desaliento generalizado entre los potenciales fabricantes que piensen en aplicar su energía a la fabricación de productos que puedan competir con los de ese país.

Puede decirse que la industria de China provoca una depresión anímica en los agentes económicos que pretendan competir con ella.

●●●

21 comentarios:

silvana dijo...

...o sea que además de todo, nos están haciendo la guerra psicológica?

octavio bigot dijo...

Mi padre tuvo que cambiar de oficio (tornero) porque no pudo competir con los precios pero además se enfermó de depresión y lo tenemos que ayudar entre los hijos.

orlando casal dijo...

En la guerra se usa la propaganda para mellar el ánimo del enemigo. Se le envían señales radiofónicas informando que están muriendo, que van perdiendo, que no tienen salida, que lo mejor sería que se rindieran, que el pueblo tiene que parar el desatino de los militares que no paran de hacer matar a los jóvenes inocentes, ... Los chinos lo hacen sin el formato conocido, gastando lo que gastarían en una guerra caliente, subsidiando sus productos para asfixiarnos. EEUU agoniza pero no lo quieren decir. No sé en qué puede terminar este rollo.

samuel herrera dijo...

Está buena la idea de Orlando. Además en las Olimpíadas nos ganaron a todos. En el medallero superaron ampliamente a USA. Ahora viene la pregunta gorda: ¿qué hacemos?

teodorico espino dijo...

En realidad el comercio tiene mucho de guerra y las bajas no se producen por heridas sino por pobreza extrema. Los humanos no reaccionamos si no es a las señales que nuestra cabeza sabe decodificar. Si no vemos un militar con un fusil, no entendemos que hay guerra. Si nos vamos quedando sin territorio porque lo compran extranjeros, o sin industrias porque China nos vende todo más barato, no podemos reaccionar defensivamente y nos comen como una víbora se devora a un rátón.

oscar errazola dijo...

El dumping es una práctica comercial que consiste en vender a precio antieconómico, con el fin de eliminar a los competidores y apoderarse del mercado.

emanuel soler dijo...

Quizá los chinos están haciendo lo que hicieron los libertadores sudamericanos cuando lucharon a morir para que hoy estemos independizados de la corona española, portuguesa o inglesa. Las actuales generaciones de chinos se están matando trabajando casi gratis para que sus hijos o nietos puedan vivir mejor y por siempre.

soledad dijo...

¡Que se ocupen el canciller y el ministro de economía!

matute dijo...

De todas la energías la que más me preocupa es la que yo no tengo.

Anónimo dijo...

Nadie pretende competir con China.

columbo dijo...

En los programas televisivos que con ocasión de las olimpíadas, mostraban al pueblo chino, siempre aparecían grandes y chicos hacienco la V de la victoria. Tienen energía para rato.

gustavo dijo...

Siento un profundo respeto por todos los órganos de mi cuerpo que funcionan sin necesidad de una orden.

braulio dijo...

Desde que me llevé mi china pal rancho ya nadie compite por ella.

josé dijo...

Si eliminamos todos los factores que nos quitan energía, nos quedamos con poca cosa...

casilda dijo...

Somos una familia con la energía transformadora en negativo: cada vez que nos reunimos se produce una pelea.

mafalda dijo...

En períodos preelectorales se gasta mucha energía en fabricar imágen.

patricio dijo...

Le decían "mercadería china" porque era barata y de veloz recambio.

orozco dijo...

Debemos reconocer que sólo un temblor de tierra, un maremoto o algo similar, es lo que esperamos para nuestros hermanos chinos.

roberto dijo...

En las Olimpíadas los chinos fueron un obstáculo importante para acceder al oro.

fleco dijo...

Adoro la energía magnética.

rigoberta dijo...

La forma de ponerle coto a la energía productiva china es promoviendo la familia monoparental.