domingo, 10 de agosto de 2008

Porque como decía Sócrates...

La filosofía parece una disciplina para gente extravagante, que fuma en pipa y que vive en una burbuja despegada de la realidad cotidiana.

Sin embargo son simples obreros del pensamiento. Alguien que se dedica a pensar para determinar cuál es la realidad de la vida puede ver con claridad cómo algunas personas piensan que cuando van a obtener algo que necesitan, habrá otro que lo está perdiendo y que reaccionará enérgicamente para recuperar lo que le están quitando.

Los vendedores desean mucho que el cliente les compre pero no piensan que si se cumple su deseo el cliente se va a dar cuenta de cómo fue estafado y que luego se vengará con toda crueldad. No lo piensan porque están seguros de que ellos plantean una transacción en la cual las dos partes saldrán ganando. Cuando rematan una venta se alegran mucho por su suerte y simultáneamente siente admiración por el cliente que tuvo la inteligencia de comprarles.

Cuando una persona emprendedora va a ofrecer su trabajo, sabe con toda claridad que le dará una gran alegría conseguir empleo pero también está segura de que su empleador sólo tendrá motivos para felicitarse por la buena decisión.

Los programas educativos siempre incluyen la filosofía pero algún defecto tendrán porque demasiados egresados temen negociar o pedir empleo.

●●●

16 comentarios:

anabel dijo...

Yo soy una: nunca estoy conforme con lo que tengo porque me parece que mucha gente está padeciendo porque no tiene nada.

manuel dijo...

Mis deseos de matar más fuertes me los provocó un vendedor de autos que me engañó con un auto que estaba en pésimo estado, me lo cobró como si estuviera muy bien y desde entonces he perdido todo el respeto de mis familiares y amigos.

julio castro rius dijo...

Los programas educativos son pura propaganda del gobierno para que hagamos lo que ellos quieren, les paguemos todo lo que nos cobren y nunca nos rebelemos.

romilda dijo...

En los colegios deberían enseñar a ganarnos la vida y a conseguir novio bueno, compañero, trabajador y fiel. jajaja

sofía columbo dijo...

Para pedir empleo hay que tener la autestima en su lugar, ni muy arriba para no desubicarse, ni muy abajo para no salirte de la cola antes de entrar.

sincero alternante dijo...

Soy vendedor y pocas veces me pregunto (porque de verdad no me interesa) si al cliente le sirve lo que compra. Trato de que él crea que le sirve.

marcela dijo...

Los obreros del pensamiento golpean tanto que me la cabeza me está por explotar.

pinocho dijo...

Cuando busco trabajo siempre me muestro mejor de lo que soy. No creo que me contrataran si me conocieran en realidad.

carolina dijo...

¿Todo logro se corresponde a una pérdida?

rogelio dijo...

Se nos enseña a llegar en hora, no faltar y cumplir con la tarea. Escuchar, memorizar, atender. Cualidades excelentes para un buen administrador.

Mª Eugenia dijo...

La filosofía podría ayudarnos a encontrar lo valioso que tenemos para ofrecer ¿Es eso lo que propone?

carmela dijo...

La disciplina extravagante que ud. describe es el psicoanálisis. Al menos lo de fumar en pipa encaja.

pitágoras dijo...

Antes me pasaba todo el tiempo pensando. No podía parar. A todo le encontraba una vuelta de tuerca. Como así no podía vivir decidí volcar mi capacidad de análisis en una ciencia dura.

Robert dijo...

Una vida no alcanza. Necesitaría por lo menos dos vidas. Una para adquirir la capacidad necesaria y la salud concomitante, como para que mi empleador se alegre en contratarme. Otra para trabajar con un nivel alto y parejo hasta conseguir dignidad para mi cuenta bancaria.

romina dijo...

Si la conclusión de los filósofos es que en todo vínculo prima la contraposición de intereses, habría que proponerles que practicaran algún deporte de equipo.

raquel dijo...

Cuando le planteo a mi novio que si nos casamos ambos salimos ganando, el me dice que soy una buena vendedora.