jueves, 7 de agosto de 2008

Lleve ahora y pague después

Hay un refrán que dice «Quien paga por adelantado, paga por vicio».

Es otra condición humana casi infalible: Tenemos nuestro mejor desempeño cuando nos pagan después de haber realizado el trabajo para el que nos contrataron. Cuando nos pagan por adelantado, el estímulo para hacer las cosas bien demanda mucho esfuerzo de voluntad (que no siempre se logra).

El teletrabajo es un gran invento porque muchas personas pueden vender sus destrezas y producciones desde sus casas y a todo el mundo, sin embargo no siempre funciona justamente porque el sistema requiere que primero se cobre y después se entregue. Acá es donde falla el teletrabajo porque los compradores dudan de que el proveedor cumplirá y éste no siempre puede realizar el gran esfuerzo de voluntad que demanda cumplir después de haber cobrado.

Pero el pago previo se ha desarrollado muchísimo en algunos servicios. El ser humano que interviene es el mismo que puede fracasar en el teletrabajo pero existe la ventaja de que hay menos transparencia en las transacciones y esto encubre defectos que existen.

Un caso típico es el siguiente: todos los meses usted paga una cierta cuota por un servicio de salud que le promete darle la atención debida en caso de que usted lo necesite. Como el concepto de «atención debida» es muy impreciso, el cliente que ya pagó durante años no sabe qué derecho tiene exactamente y el proveedor que ya cobró por adelantado, hace todo el esfuerzo de voluntad que puede pero la naturaleza humana lo sabotea y por eso su desempeño no es tan bueno como si el pago lo recibiera después de realizado el servicio.

●●●

20 comentarios:

rosa trías dijo...

¡Qué oportuno! hace más de una semana que entregué la mitad de un presupuesto para compra de materiales a un constructor y me dice que ya viene, que ya viene, que ya viene, y no viene nunca. Estoy por matar a alguien.

delmiro dijo...

El caso que ud dice es igual al de las pólizas de seguros. El negocio no solo lo tienen cuando cobran sin que haya siniestro sino también en lo que regatean cuando tienen que indemnizar.

haroldo dijo...

Todos mis amigos menos yo han comprado por Internet informando su tarjeta de crédito. No me animo.

isabel dijo...

Cuando hay una diferencia en el tiempo entre lo que uno entrega y lo que uno recibe, se corren riesgos de imprecisión que pueden ser aprovechados por alguna de las partes para perjudicar al otro.

adela dijo...

Yo pago por adelantado porque desconfío de mis virtudes como buena pagadora.

nicolás dijo...

Sería terrible que a los atletas les entregaran las medallas por adelantado.

romina dijo...

Mi marido tiene eyaculación precoz. Así nuestro sexo nunca va a ser satisfactorio.

la desprolija dijo...

Somos hijos del rigor porque andamos con el Superyó todo por afuera.

daniela dijo...

¿Trabajar desde mi casa? Ni loca. Después de dos siglos de lucha buscando un pretexto para salir!

rubén dijo...

En Uruguay no prosperará el teletrabajo por culpa de la vivesa criolla.

lucía dijo...

Si nos guiásemos por el concepto de atención debida, mi marido lo único que haría por mi salud sería lavar el auto.

romina dijo...

Ahora entiendo por que mi abuela decía que una mujer nunca debe apurarse en dar "la prueba de amor"

la niñera dijo...

Los padres cuidan a sus hijos, previo pago para que los cuiden a ellos.

Tania dijo...

Le entregué al albañil el dinero para la compra de materiales. Me siento una mujer jugada.

rosario dijo...

Hacer lo debido no es nada impreciso. Es hacer lo que Dios manda.

ramón dijo...

Como llevo tantos años pagando la Obra Social sin usarla, lo menos que espero es internación con canilla libre de cerveza.

justiniano dijo...

Los proveedores son las víctimas inocentes de la pereza y la avaricia.

el japonés dijo...

Nosotros cobramos con atraso para mejorar el desempeño.

papaleo dijo...

Lo que ud. dice es muy cierto. Nunca debe pagarse un servicio sexual por adelantado.

diego dijo...

En nuestro país, la Ministra de Interior acabó de manera fulminante con las impresiciones en caso de deberes y derechos.