lunes, 24 de noviembre de 2008

Economía psicoanalítica

El dinero en sí es un objeto muy sencillo: se trata de una mercancía capaz de intermediar en el trueque de todas las demás mercaderías. En lugar de canjear un saco de lana por una cabra, primero vendo el saco de lana (hago la permuta del saco por dinero) y esta mercancía-dinero después la permuto por una cabra.

(Esta idea comencé a comentarla en el artículo titulado Compro cabra urgente).

El tema más importante del dinero —y de cualquier otra cosa— es cómo los humanos nos vinculamos con él. Cada vez que desconocemos el fenómeno psíquico en cualquier situación humana, estamos ignorando torpemente la parte cualitativamente más significativa de ella.

Considerando al dinero como una mercancía más, evaluando solamente si es suficiente o insuficiente, si está bien o mal distribuida, si genera conflictos o no, estamos como estamos: muchos semejantes son muy pobres y unos pocos semejantes son muy ricos y ambos padecen diferentes formas de insatisfacción. Como dice el refrán: «Todos los extremos son malos».

Sin dejar de reconocer que la economía tiene cosas importantes para opinar sobre este factor de disconformidad (el dinero), estoy seguro de que llegó la hora de que reconozcamos que varios siglos de insistencia no han dado frutos suficientes y que es hora de darle la palabra a quienes más saben de este animal psíquicamente condicionado: los psicoanalistas.

●●●

17 comentarios:

Abelardo Sienra dijo...

En problema que yo tengo con el dinero es que 'me quema' y me lo tengo que sacar de encima cuanto antes.

Roberta Cox dijo...

Esto de tener en cuenta la psiquis me está convenciendo.

Dario Trueba dijo...

Ud está consiguiendo agua para su molino. Es legal.

Ivette Lois dijo...

Me imagino a un ministro de economía psicoanalista y no me entra en la cabeza.

Vanessa Lousteau dijo...

Antiguamente era normal morirse a los 30 ó 40 años de alguna enfermedad de la que hoy no quedan ni rastros. Para ellos era normal y para nosotros es normal que haya gente pobrísima que no tenga y para comer cuando tiene hambre.Algún día puede pasar que este desastre no sea más que un mal recuerdo.

Carlos A. Tavarez dijo...

Los norteamericanos son muy de mezclar la psicología con las matemáticas a través de la estadística. Ellos masifican y obtienen ciertos resultados que no son desdeñables.

Úrsula dijo...

No somos tan imprevisibles pero tampoco es cierto que se pueda saber qué reacción tendremos. Se gastan millones de euros para saber qué sucedera frente a algún evento trascendente y resulta que finalmente no hay más remedio de experimentar.

votobien dijo...

Voy a votar al primero de la lista
que es psicoanalista
y economista.

héctor roble dijo...

"El tema más importante del dinero es como los humanos nos vinculamos con él", repito con orgullo sus sabias palabras. Ellas podrían revolucionar el mundo.

dalmiro acosta dijo...

Lo mismo sucede con la salud. Es importante saber quiénes acceden, es importante descentralizarla, pero siemre nos olvidamos lo importante que es el vínculo que establecemos, ya sea con respecto a nosotros mismos, es decir, a nuestra propia salud, el vínculo que establecemos con el personal de la salud y con sus instituciones.

mateo pérez dijo...

Ignorar el fenómeno psíquico te puede llevar a grandes injusticias. Por ej, si un niño no rinde en la escuela y simplemente lo castigamos porque no llena las expectativas, estamos ignorando el fenómeno psíquico, que en última instancia determina su bajo rendimiento. Lo único que logramos con el castigo es torturar al niño.

lucas dijo...

La misma cantidad de dinero puede ser suficiente, estando en manos calmas y, puede irse en sus suspiro si se lo vincula a un comprador compulsivo.

marta alberte dijo...

Somos animales psíquicamente condicionados, como bien ud dice. Además estamos culturalmente condicionados, socialmente condicionados, económicamente idem, biológicamente idem, geográficamente idem... y podemos seguir encontrando condicionamientos hasta el infinito. Por eso la libertad es el estado de armonía más raro.

grafito paredes dijo...

A Robin Hood no le gustaban los extremos.

rolando cabezas dijo...

Necesitamos más y más mercancía para llenar el vacío vital de nuestro espíritu.

gregorovius dijo...

El equipo económico del gobierno debe estar integrado por una honda y una caña de pescar.

Anónimo dijo...

El dinero en si es un objeto muy sencillo...pero difícil de falsificar, qué lo parió!