martes, 25 de noviembre de 2008

El hermano oso y el hermano dinero

En mi artículo de ayer titulado Economía psicoanalítica, sugería que las Ciencias Económicas ya tuvieron su oportunidad de solucionar el problema de la pobreza en los últimos tres siglos y que es hora de que el psicoanálisis pueda hacer su intento.

En el espíritu de muchos contemporáneos existe la creencia de que los semejantes que nos precedieron fueron unos tontos porque no habían inventado la telefonía celular y no habían visitado la luna.

No fueron unos tontos. Por ejemplo, hace tres siglos tenían conocimientos de matemática que hoy no logramos entender aún cuando nos los explican con mucha paciencia.

El totemismo es un complejo sistema de ideas, símbolos y/o prácticas, entre un grupo de personas y un animal, un vegetal o incluso un objeto.

En su origen la palabra tótem indicaba la consanguinidad y la prohibición de casarse entre sí. Por lo tanto el tótem representaba a una madre común que los convertía en hermanos.

Algunos pueblos totemistas se erigían en únicos consumidores autorizados del tótem (por ejemplo, el oso, la manzana, etc.) mientras que otros tenían el tabú de no consumir jamás a ese tótem sagrado.

Resumo: Asumiendo que los pueblos primitivos eran tan inteligentes y sabios como nosotros y que creían en las cualidades especiales de algún animal, vegetal u objeto, ya sea consumiéndolo especialmente o privándose de él especialmente, postulo que el dinero (en tanto que con él podemos satisfacer algunas necesidades y deseos, como lo hizo nuestra madre en la niñez) pueda ser un tótem moderno, para el que algunos se sienten únicos consumidores autorizados (ricos), mientras que para otros es un objeto tabú (pobres).

●●●

18 comentarios:

Amilcar dijo...

Estoy de acuerdo. En general tengo el prejuicio de que los antiguos sabían menos que yo y está claro que no es así.

Sergio Panuzzio dijo...

Si el dinero es como mi mamá por todo lo que me satisface, entonces lo que siento hacia él es el tabú del incesto. ¡Clarísimo como el agua!

saturnina pereyra dijo...

Me imagino al futuro gabinete de economía en pleno trabajo: todos recostados en sofá, con una taquígrafa-psicoanalista-supervisora, tomando nota, y el ministro comenzando la sesión del siguiente modo: "he soñado algo muy extraño que bien podría vincularse a la inflación que estamos padeciendo"´- y otro agrega- "quizás el compromiso con la tarea esté favoreciendo la creación de sueños colectivos, sueños que nos trascienden e involucran al grupo, afirmo esto porque yo soñé también con la inflación y tuve una polución nocturna. Quizás esto signifique que debemos liberar aún más los mercados, para favorecer la exportación de nuestros productos lácteos" ... Y así.

ángela cabrera dijo...

No me parece nada bien que Saturnina ridiculice la propuesta del Licenciado, porque es revolucionaria y bien interesante. Quienes dedican sus horas de estudio al entendimiento de las motivaciones humanas, del deseo, de lo que se esconce detrás de lo evidente, es el psicoanálisis. Por lo tanto afirmo: el gabinete de Economía debería estar integrado por Psicoanalistas y ellos nombrarían luego a Economistas asesores.
Danilo, aunque no te guste vas de segundo.

ramón dijo...

¡Tremendo souvenir se trajeron esos paisanos!

cervantina dijo...

Aquí en Uruguay, se le dio a la Facultad de Psicología un edificio prácticamente en ruinas y muy escasos recursos para ir arreglándolo. Por el contrario, el edificio que (también en ruinas) ocupaba anteriormente Psicología, fue cedido a Ciencias Económicas, junto con los recursos necesarios para dejarlo impeca. En menos de un año el edificio era otro. ¿Con esto qué quiero decir Licenciado? Que usted está luchando contra molinos de viento.

frígida lorente dijo...

Voy a poner un totem en el dormitorio a ver si a mi marido le entra el tabú y deja de molestarme.

sancho piedrabuena dijo...

Voto porque nuestro totem sea de prohibición de algo...de comer milanesas de mondongo, por ej, que eso no le afecta demasiado a nadie. No estoy para nada de acuerdo que nuestro totem sea para permitirnos la exclusividad en el consumo de algo. Saben en lo que eso termina. Aunque digamos que somos los únicos autorizados a comer mierda, nos exponemos a la guerra con todos los pueblos que consideren injusta nuestra exclusividad. Dirán que los discriminamos porque no les permitimos comer mierda.

el cronista dijo...

El negro Rada, al grito de "si te gusta comer manzanas, son más frescas por la mañana", irrumpió esta madrugada en la tribu y prendió fuego nuestro totem. Luego huyó con su ejército mal habido al son de los tambores.

helen dormicún dijo...

El dinero me merece mucho respeto porque forma parte fundamental de mi vida cotidiana. De todos modos nunca lo eregiría en totem. Quizás tenga algo de tabú para mí, eso no lo descarto. Lo veo como un mal necesario y esa óptica evidentemente no me impulsa a luchar por conseguirlo.

el observador dijo...

El totem de las tribus urbanas es la ropa y la manera de llevar el cabello.

Eloy Podestá dijo...

Es bueno que podamos convivir los del tótem consumidor con los del tótemo abstemio para que no falte y nadie quede insatisfecho.

Eugenia Duccatti dijo...

Entonces más que psicoanalistas para estudiar el tema del dinero, necesitamos algún antropólogo.

Valeria Jurado dijo...

Algún resorte primitivo hay con esto del dinero porque cada vez que se toca ese tema a la hora de la comida, a mi se me cierra el estómago y no pasan dos minutos sin que alguien empiece a levantar la voz y yo tenga que irme a mi dormitorio sin terminar de comer.

Ramiro Lacoste dijo...

¿Tres siglos? En el siglo XII, los indúes ya andaban manejando el cálculo diferencial que hoy no lo entienden ni los ingenieros...!!!

Roxio Algorta dijo...

Para decir que alguien es muy inescrupuloso se dice: "Es capaz de vender a la madre" y eso se asocia con lo que ud dice del dinero, las necesidades y la madre.

Leticia dijo...

Mis padres tienen una inmobiliario y cuando se reunen los que compran con los que venden, el aire se pone espeso y todo parece mágico a la hora de entregar y recibir los billetes.A veces tienen risas nerviosas.

isidro dijo...

Mi sueño es formar un colchon con billetes sueltos y luego tener sexo ahi arriba.