sábado, 15 de noviembre de 2008

Semejanzas entre los trabajadores y las mujeres

Existen ciertas condiciones que parecen inalterables, propias de la naturaleza.

Una de las condiciones más trascendentes es que un hombre puede fecundar a una mujer por la fuerza pero ésta no puede hacerse fecundar por la fuerza. Ellos pueden violar pero ellas no.

En el fenómeno de la reproducción (imprescindible para la conservación de la especie), ellas están más comprometidas biológicamente que ellos. El embarazo y la lactancia les imponen severas limitaciones.

Cuando las sociedades gozan de una buena convivencia, ambos géneros se complementan gratamente y ese mayor compromiso de la mujer se ve compensado por suministros narcisísticos, apoyo, estímulo, admiración, prestigio, privilegios.

El capitalismo (o economía de mercado) es una forma de convivencia que podría describirse como una guerra de baja intensidad. La actitud competitiva que le impone a los ciudadanos conduce inevitablemente a que la convivencia no sea todo lo pacífica que sería de desear.

En la mayoría de los países existe un cierto porcentaje de desocupación mínimo debido al cual los trabajadores tienen la libertad más restringida que los dueños de los medios de producción (patrones, empleadores, empresarios). Es más fácil conseguir un trabajador sustituto que un empleador sustituto.

Aunque parecen cosas que no tienen ningún punto de comparación, en realidad sí hay similitudes con la condición de ser mujer.

Ni los trabajadores amenazados por la desocupación ni la mujer comprometida por la anatomía que la vuelve pasible de ser violada (pero no de violar) y le impone un largo compromiso biológico con la reproducción y lactancia, pueden evitar una posición desventajosa frente a los patrones y varones respectivamente.

Estas circunstancias (de trabajadores y mujeres), en tiempos de paz pasarían desapercibidas pero en tiempos de capitalismo (guerra de baja intensidad), se manifiestan permanentemente.

Este artículo tiene el propósito de enunciar una causa de la injusticia social sobre la que no se hace suficiente hincapié a pesar de lo determinante que es.

●●●

18 comentarios:

Salomón dijo...

Esto quiere decir que entonces no hay salida? La única forma de solucionar el asunto es eliminando el capitalismo?

susana dijo...

Las tasas demográficas bajan porque no es negocio ser mujer.

Martha Guisante dijo...

Por lo que sé la desocupación no es algo que pase accidentalmente sino que es provocada para mantener esta asimetría.

Nélida Cardozo dijo...

Es peor aún: a las mujeres nos gustaría ser violadas (perdonen las colegas por la infidencia).

Snoopy dijo...

Seguramente entre los perros exista la expresión resignada para cuando les va muy mal: "qué vida de humanos la nuestra".

Imelda Calcagno dijo...

Es cierto lo que dice de la injusticia entre los fuertes y los débiles, me enojo, pero me tranquilizo pensando que esto siempre fue así y me pregunto ¿qué nos pasa en el presente que no entendemos que las cosas son de una única forma y no de otra?

victoria dijo...

no entiendo cual es la denuncia... si es a los empleadores y al capitalismo ok? pero ¿quien tiene la culpa de la supuesta condicion de inferioridad femenina?.
Digo supuesta porque siempre esto es desde la perspectiva del hombre, o mejor dicho desde una perspectiva machista (porque también hay mujeres machistas)
¿porqué realmente la condición femenina debe verse como una prision biológica?
Las feministas de los primeros tiempos que querian ser como los hombres han sido los seres mas machistas que han habido.
No digo que la condicion biologica de la mujer sea mejor que la del hombre, pero porque se sobre entiende que es peor?
Todo depende si su condición de ser madre es visto como una obligación molesta o como una grandiosa posibilidad.
Todo depende si su condicion de ser "violada" es vista como una tortura o como una posibilidad de concreción del deseo sexual.

eva lotrial dijo...

Las mujeres que han sido violadas le dirían:"váyase al diablo con su psicología profunda, ud no entiende nada"

nahuel dijo...

¿Puede entenderse el acoso sexual de la mujer hacia el hombre como violación?

Anónimo dijo...

Una mujer puede hacerse fecundar si paga.

natalia dijo...

Es cierto, las mujeres no podemos obligar a un hombre por más que lo deseemos.

laura rizzo dijo...

La ley defiende a la mujer en caso de violación. Esto porque las evidencias parecen indicar que es la parte débil. Actualmente quienes trabajan en violencia doméstica son capaces de atender también la parte débil del victimario, que no es obvia pero si real.

sofía revello dijo...

Su observación es muy importante e inteligente. Verdad es que no se hace suficiente incapié en las enormes diferencias entre hombre y mujer impuestas desde la naturaleza.

leticia softing dijo...

La competencia no me estimula. Conozco otras personas a las que sí. A mí me hace sentir en estado de guerra, como ud. dice.

la descomprometida dijo...

Mis hijos serán de proveta.

soledad tormenti dijo...

No sé por qué en ese porcentaje mínimo de desocupación siempre entro yo.

amalia dijo...

Si la guerra de baja intensidad corresponde al capitalismo ¿cuál es el sistema que corresponde a la paz?

Anónimo dijo...

Mi mujer decidió interrumpir su embarazo. Lamento mucho haber perdido a mi niño, deseaba ser padre.