jueves, 6 de noviembre de 2008

La fortaleza de los débiles

Hay por lo menos dos manera de sentirnos fuertes:

1) Teniendo fuerza (física y anímica, pero especialmente esta última).

2) Logrando que otro nos ayude.

Quizá la sensación de tener fuerza, energía, vitalidad, poder, sea la señal más clara de salud (física y mental). Por eso somos muy sensibles a la existencia de esta cualidad: Admiramos a quienes tienen fuerza, procuramos tenerla, nos angustiamos cuando nos abandona.

Seguramente la importancia que tiene para todos sentirnos fuertes y poderosos, no necesite mayores explicaciones. De ahí que el punto 1) no necesite comentarios.

Sin embargo el punto 2) es menos obvio, por eso me explico mejor.

Los niños poseen naturalmente esta fortaleza. Por algún instinto del que estamos dotados, ellos logran que tengamos ganas de ayudarlos y cuidarlos, especialmente a los que pertenecen a nuestro círculo más próximo.

Los enfermos y ancianos inspiran un sentimiento parecido aunque no tan marcado como en el caso de los niños.

Las mujeres también inspiran ese sentimiento entre los varones naturalmente dotados de una complexión más fuerte.

Finalmente, existe una cierta actitud ante la sociedad que también obtiene fuerza haciendo sentir fuertes a los demás, como es el caso de los (material o espiritualmente) pobres. Se ha llegado a decir que el trabajo de los menesterosos es lograr que otros se sientan bien ayudándolos y que esta tarea es la que justifica un salario en forma de donación o limosna.

Por lo tanto, algunas personas logran compensar con creces su debilidad haciendo que otros se sientan estimulados para prestarles ayuda. Su fortaleza es lograda inspirando a otros para que le entreguen parte de la suya.

●●●

19 comentarios:

adhemar dijo...

Una fortaleza grande que tienen los débiles es la legislación que si se llegara a aplicar, siempre los defiende.

Dina Furtado dijo...

Los animales se "defiende" mostrando su parte más blanda y vulnerable al ocasional agresor, siempre que sea de su misma especie.

Cayetano Devera dijo...

Si quieren sacarme algo, lo logran mostrándome cuanto lo necesitan. Siempre me ganan y encima quedo contento, o sea que me ganan y gano yo también. No resiste ninguna lógica pero es así.

Clota Santangelo dijo...

Al niño de la foto me lo llevaría para mi casa. ¡Es divino!

Ariel Machado dijo...

Tengo dos sentimiento: uno bueno y otro malo. Me gustaría ser muy poderoso para poder protejer a más personas debiles o debilitadas y me gustaría eso porque me sentiría grandioso, un triunfador. El sentimiento malo es que no sé cual de las dos aspiraciones es la mejor.

El Capitan Inmigracion dijo...

Cierto, aunque me parece que hay niños con una debilidad patologica, que hacen y provocan el ataque de otros niños en loclegios y escuelas, el fenomeno este de lo bullies o algo asi.

¿por que hay niños que siempre agreden y niños que son siempre agredidos?

lucas petrone dijo...

Los que parecen más débiles a veces no lo son porque hay toda una red social que los sostiene.

ángela querubín dijo...

Le digo la verdad, conocí hombres muy fuertes y en ninguno percibí el más mínimo deseo de protegerme.

gastón sanseviero dijo...

Cuando veo a Chris Namús me dan ganas de arrullarla pero soy perfectamente conciente de que me noquea al primer golpe.

clarisa benitez dijo...

Los niños que siempre agreden y los que siempre son agredidos, se identifican con los roles de victimario y víctima, respectivamente, pero ambos son débiles. Un niño es sano y fuerte cuando no necesita actuar un rol de manera tan rígida.

sofía dutra dijo...

En algunas personas los enfermos y ancianos despiertan un miedo inconsciente que genera agresión.

hada cruz dijo...

Es cierto que los menesterosos les sirven a algunas personas para mantener la conciencia tranquila. Por ese motivo es que creo más en la solidaridad que en la caridad.

isolina andrade dijo...

No sé, a mí no me pasa eso de sentirme fuerte porque otro me ayude. Todo lo contrario.

la maestra dijo...

A veces los niños que pertenecen a mi círculo más próximo, despiertan en mí, instintos asesinos.

Anónimo dijo...

Hace 1 año que hago fierros pero todavía no logro sentirme seguro.

Mª Eugenia dijo...

¿Qué sentimiento les despertamos las mujeres a los hombres de complexión débil?

grafito paredes dijo...

La fuerza anímica brota del conocimiento de uno mismo.

lidia cárpena dijo...

Los hombres me inspiran sentimientos de protección cuando los veo los domingos solos con sus hijos.

jorgelina ayestarán dijo...

¿Será por eso que obtener crédito me da una sensación de fortaleza?