martes, 18 de noviembre de 2008

Matrimonio por conveniencia

Los llamados «matrimonios por conveniencia» son aquellos en los que por lo menos uno de los cónyuges busca en el otro un beneficio determinado. El ejemplo clásico es aquel en el que una persona ambiciosa se casa con una persona adinerada con el único propósito de disfrutar su riqueza.

La literatura (libros, cine, teatro, teleteatros) han usado exitosamente este tema con lo cual podemos asegurar que una mayoría del público disfruta con esa situación aunque muy pocos la deseen para sí mismos.

Me corrijo: una mayoría procuramos realizar «un matrimonio por conveniencia» sólo que no lo hacemos concientemente.

La persona con la que nos unimos para toda la vida es alguien que nos promete un servicio muy valioso y que incluye fidelidad, honestidad, solidaridad, buen humor, responsabilidad.

Si tiene dudas, piénselo al revés: ¿Usted uniría su vida a alguien que no fuera capaz de ofrecerle esas prestaciones sino todo lo contrario?

Claro que en el momento del casamiento quizá no estén presentes todas esas particularidades pero el recién casado tiene la casi total certeza de que logrará desarrollarlas porque su partenaire dispone de ellas en estado latente o potencial y él se siente plenamente capaz de sacarlas a luz.

Con un criterio similar es que hoy en día se hacen la mayoría de las contrataciones de personal: Se procura que los nuevos empleados tengan la potencialidad de llegar a cumplir satisfactoriamente la tarea para la que son empleados y no les preocupa mucho que tengan los conocimientos específicos, pues capacitarlos es sencillo, pero si no poseen las potencialidades (de ser fieles, honestos, solidarios, con buen humor y responsables) NUNCA alcanzarán un desempeño aceptable.

●●●

19 comentarios:

Vico dijo...

Hola, vine a traves del blog de Leo...y quedé en shock con tu post. Mi ex siempre decía que el amor para ella era conveniencia y yo no lo entendía bien...por supuesto siempre que lo decía en público se ganaba la desaprobación de todo el mundo. Ahora que leo éste post entiendo de lo que hablaba. Uno si se casa por amor está buscando lo conveniente...capisco! gracias. Creo que pasaré más seguido.

Anónimo dijo...

Llevaré mi secreto a la tumba pero me casé por interés y me terminé enamorando perdidamente. ¡Esto es tener suerte inmerecida!

Lucila Campodónico dijo...

Alguien mentalmente sano puede convivir con cualquiera sin sentirse peor que alguien que lo hace enamoradamente.

Oloroso González dijo...

El inmortal Fontanarrosa dice a través de Inodoro Pereira: "El hombre se enamora de una mujer hermosa pero se casa con la que le da pelota". Después hablan de Buda...

Benavente dijo...

Las agencias matrimoniales tienen bien claro el deseo de beneficiarse materialmente a través de un buen matrimonio. He leído artículos periodísticos sobre el asunto. Es así no más.

El hombre que calculaba dijo...

El problema de elegir pareja es que uno tiene que 'divorciarse' de todas las demás, que sumadas siempre tienen más cosas exitantes que las que tiene la elegida. ¡Qué vida perra!

Yolanda dijo...

Me casé segura de que amansaría a mi marido cuando lo tuviera 24 horas conmigo. Él me amansó a mí y ya me cansé.

sofía guerrero dijo...

Siempre buscamos algún tipo de beneficio en todo lo que hacemos. Por ej. si decido unirme a una persona porque me gusta como es, deseo entonces, beneficiarme de ella, pero no me parece que sea eso lo que se entiende por "conveniencia". En esos casos hay un doble discurso, un querer sacar partido de los beneficios fingiendo un gusto por estar con el otro que en realidad no se siente.

maribel lacio dijo...

Me casé dos veces y en ninguno de los dos casos intenté desarrollar cualidades en mi pareja o cambiarlo o domarlo, ni nada de eso.

eduardo pombo dijo...

El criterio de las empresas para contratar empleados, al que ud. alude, me parece correcto.

lully dijo...

El esposo de mi mejor amiga es infiel, deshonesto, egoísta, irresponsable y tiene un pésimo mal humor. Para ella es un karma.

el velcro dijo...

Yo me uniría a cualquier hombre peludo.

césar dalí dijo...

Cuando estás recién casado llegás al momento cúlmine de tu actividad imaginativa.

carolina fernández dijo...

Me casé porque había quedado embarazada y mis padres me presionaron. Tuvimos una suerte bárbara porque terminamos entendiéndonos y funcionamos como una familia. Nunca pensé que por el sólo hecho de casarnos lo lograríamos. En realidad no nos lo propucimos, salió bien como podría haber salido mal.

obdulio mattos dijo...

Llevo 10 años trabajando en la misma empresa gracias a que creyeron en mí y fueron capaces de captar mis ganas de trabajar.

sarah peñalosa dijo...

Mire, uno no va a buscar en el cónyuge complicaciones. En ese sentido todos los matrimonios son por conveniencia.

fermín otero dijo...

Lo único que sacó a luz mi mujer después de que nos casamos, fue su incansable mal humor.

estela ricco dijo...

Una cosa es capasitar a un empleado y otra muy distinta pretender capasitar al esposo o a la esposa. Lo segundo no va. Cada cual quiere mantener su identidad y su libertad.

Monique dijo...

Creo en el amor para todo la vida, pero tambien creo que no todas las personas tienen el "coraje" de luchar por el!