jueves, 15 de mayo de 2014

Outlet y psicoanálisis



 
Quienes compramos en un Outlet mercadería que no le sirve al fabricante, estamos funcionando como los seres vivos coprófagos, (que se alimentan con excrementos), porque encontramos utilidad en residuos que alguien desechó.

En otro artículo publicado (1) les comentaba una interpretación psicoanalítica de por qué los zapatos de tacos altos son tan atractivos para mujeres y para hombres.

Ahora comparto con ustedes otra interpretación aunque en el polo opuesto, esto es, lo desagradable.

Me animo a decir que los hispanoparlantes no nos llevamos bien con los insectos en general y con las moscas en particular.

La razón de este rechazo está en que ellas son coprófagas, es decir, se alimentan de excrementos fecales, es decir, de los residuos sólidos que resultan de una digestión.

Los residuos son tales porque, para quien los excreta, ya no tienen valor nutritivo, sin embargo, para quien los come sí tienen valor alimenticio.

Muchos fabricantes y comerciantes suelen tener mercadería que no pueden vender en los canales habituales de comercialización. Ya sea porque tienen pequeñas fallas, porque están fuera de moda, porque el envase está dañado aunque no así el contenido.

Estos residuos de la fabricación o de la comercialización suelen ser vendidos a particulares, en locales que se denominan Outlets.

Como ya habrá asociado con su imaginación, quienes compramos esta mercadería que no le sirve al fabricante, estamos funcionando como los coprófagos, porque encontramos utilidad en residuos que alguien desechó.

 
(Este es el Artículo Nº 2.196)