lunes, 6 de octubre de 2008

La seguridad engorda

Los hombres cuando comienzan a vivir en pareja, interrumpen la búsqueda de compañeras sexuales y desarrollan una pancita típica de los recién casados.

Es muy probable que la causa de este cambio físico obedezca a que ya no padecen la inseguridad sobre cómo darán trámite a su deseo sexual.

La búsqueda de compañera se terminó. Los cónyuges se estimularán varias veces al día mediante llamados telefónicos excitantes y cuando llega la hora de regresar a casa, se encontrarán dos personas que se quieren, se aceptan y se desean. Luego de descargarse mutuamente un caldero de lava apasionada, comerán algo y dormirán bien juntitos hasta que suene el maldito despertador.

La barriguita de él está denunciando una situación confortable, un estado de seguridad y previsibilidad que no tiene buen pronóstico. Ya sé que todos lo buscamos pero no es lo mejor para nuestra especie.

Quizá la situación mejore cuando tengan el primer hijo (en la hipótesis de que los lazos afectivos son fuertes), porque ahí ambos recuperan lo que todos necesitamos: una dosis de inseguridad saludable.

En suma: He dado un gran rodeo para quebrar una lanza en favor de la pobreza. Efectivamente, no tener que preocuparse por el dinero, también engorda.

●●●

23 comentarios:

Eloisa Castiglioni dijo...

Cuando una mujer decide casarse con un tipo, lo que está buscando es que la presionen. Cuando el hombre recibe esa solicitud inconciente de la mujer que ama, engorda para no defraudarla. Cuando hacen el amor él la presiona más porque pesa más. ¡Está clarísimo! No sé qué duda pueden tener!

Temesio dijo...

A mí el stress me hace comer y engordar. Se ve que estoy fuera de la norma.

Carlos Mendive dijo...

La comida de mi madre me tenía podrido. Ahora como lo que mi mujer compra en una rotisería, que es más rico pero me engrosa. Todo no se puede pedir.

Malvina Patrón dijo...

A mi novio siempre le dije "gordo" por temor a llamarlo con el nombre de otro. Dios me castigó.

Cintia Henderson dijo...

Consulté a una dietista para mejorar mi figura pero tb pensando que sería fácil cumplir un régimen que implicara comprar menos comida porque ando con escasez de divisas. Nada: que me mandó comer menos pero porquerías horribles que cuestan carísimo.

Prudencia Lamas dijo...

Las vaca-ciones me aterrorizan porque justamente, me vuelvo una vaca.

Tere dijo...

En mi orden de prioridades están primero comer y recién después hacer el amor. La naturaleza me ayuda porque con el cuerpo que tengo me custa mucho encontrar con quien hacer el amor.

Sofía dijo...

Un hombre puede considerarse gordo cuando deja de verse el pito cuando orina.

Juan Jamón dijo...

Detrás de todo gordo hay un catador de chocolate. (¡Qué me parió, como pienso!)

Miguel dijo...

Con mi novia nos hacemos llamadas hot y yo la atiendo en el año de mi trabajo masturbándome. Me deja tan fundido que después estoy como media hora fuera de servicio.

Roque Bruno dijo...

Es muy linda época esa que junta la luna de miel con los primeros meses de matrimonio. Después habría que cambiarle algo.

Antonio Diez dijo...

Yo también creo que la sensación de seguridad erosiona cualquier vínculo, pero la deseo desesperadamente y hago todo lo posible para que nunca surjan sorpresas.

Wenceslao Dávila dijo...

Esto de interrumpir la búsqueda de compañera sexual me hace pensar en un cazador que se compra una carnicería: seguro que engorda. Es mala la comparación pero fue ud quien me lo sugirió con ese primer párrafo.

marisa pérez dijo...

Capaz que la única forma de no achancharse, en todo sentido, sea que cada cual viva por su lado.

marina olaso dijo...

A pesar de toda la evidencia en contra, no me resigno a pensar que no se pueda vivir en pareja (y mantener la llama encendida, claro)

paulina dijo...

Dos años de noviazgo: todo bien.
Dos años de casados sin hijos: idem
Primer hijo hasta los dos años: todo bien.
Ahí tenemos la causa de la famosa crisis de los 7 años.

Mª Eugenia dijo...

¿La inseguridad es saludable porque activa?

matute dijo...

No, Euge, la inseguridad es saludable para la campaña electoral.

salvador deahí dijo...

Dado que no deseo volverme un gordo chancho, inactivo y desapasionado, renunciaré a mi fortuna. Mañana mismo lo dono todo a la Cruz Roja.

filisbino hernández dijo...

Yo cuanti más me preocupo por el sobre, más enroscao ando.

melchor malechor dijo...

Lo mismo les pasa a los curas cuando les dan la sotana, se comen todo lo que cocina maru botana.

chamuscado delciego dijo...

¿Cuánto tiempo dura el caldero de lava apasionada? ¿Viene con garantía?

sandra espertico dijo...

¡Quién dijo que cuando los hombres comienzan a vivir en pareja, interrumpen la búsqueda de compañeras sexuales! ¡Dónde están esos hombres!