miércoles, 29 de octubre de 2008

¡Olvídate de tu hermana!

Quienes más saben sobre cómo ganarse la vida haciendo negocios de comprar y vender, dicen que lo mejor es aplicar todo el esfuerzo posible en conservar los clientes que ya se tienen. Ellos creen que el esfuerzo realizado por conseguir nuevos clientes no es rentable porque hay que destinar muchos recursos para obtener escasos resultados.

La explicación más confiable que he encontrado sobre el por qué de la prohibición del incesto tiene que ver con los negocios.

Destino un breve párrafo a resaltar, a poner mucho énfasis en destacar lo que estoy diciendo. La prohibición del incesto es quizá el fenómeno social de mayor importancia para todos y del que menos se habla.

Según Lévi-Strauss esa dramática prohibición surgió porque las tribus tenían que reservar las mujeres intocadas (con el himen sano) para que fueran desposadas por varones de tribus vecinas y así establecer vínculos pacíficos y enriquecedores.

Todos tenemos nuestro primer gran amor con algún familiar consanguíneo, sin embargo tenemos que renunciar a él por razones bélicas y comerciales.

Estoy de acuerdo con usted: «¡No! ¡No puede ser!». Pero es así y no se puede creer por la misma razón que es del tema que menos se habla: La prohibición del incesto.

Nota: No es cierto que la prohibición del incesto esté fundamentada por taras genéticas que podrían padecer los hijos de padres parientes entre sí. Dichas taras son muy poco probables. Los invito a consultar en fuentes confiables.

●●●

22 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Con los clientes hay que formar una familia, hacerle regalos, mimarlos, cuidarlos. Recién empiezo en todo esto pero me parece que va por ahí.

Magdalena Pombo dijo...

Ud no lo menciona pero a los empleados, colaboradores y proveedores también hay que tenerlos bien vinculados porque son a veces tan importantes como los que nos hacen las compras.

Paulina Grillo dijo...

Por lo que sé, la prohibición del incesto está en la frontera donde termina la naturaleza y empieza la cultura del ser humano. Esta ley nos diferencia de las otras especies.

Walter Daluz dijo...

Nuestra especie se diferencia tb por los lenguajes, el uso de herramientas, las instituciones sociales, por los sistemas de valores estéticos, morales o religiosos.

Somos realmente muy diferentes.

Anónimo dijo...

Habría que mencionar también que no tenemos períodos de celo.

Zuly dijo...

He leído y visto muchas historias donde los enamorados al final se enteran de que eran hermanos separados al nacer.

Reina Solari dijo...

Del asunto no se habla porque hay un tabú y los tabúes existen para imponer miedo a la gente y que nadie se porte mal so pena de padecer castigos insoportables.

Anónimo dijo...

Con quien he tenido orgasmos más telúrico ha sido con el segundo esposo de mi madre. Sólo uds lo saben pero nunca me conocerán.

Macario Robles dijo...

En Cien años de Soledad, Úrsula teme fornicar con su esposo y primo (José Arcadio Buendía) porque existen antecedentes familiares de que nació un niño con cola de cerdo de una unión similar.

Mercedes Pomi dijo...

Muchas organizaciones prohiben el vínculo sexual entre sus empleados por razones similares a las que explicarían la prohibición del incesto (fortificar la unión entre los integrantes de la tribu)

Marianella dijo...

El licenciado no lo dice pero el libro donde Levi-Strauss explica el tema del incesto desde un punto de vista antropológico se llama “Estructuras Elementales del Parentesco”.

Enrique Marchand dijo...

Yo tengo mi teoría sobre porqué esto de la prohibición del incesto. Los animales no la practican porque ellos tienen una forma instintiva de organizarse mientras que nosotros tenemos que recurrir a técnicas de reciprocidad (con intercambio de mujeres intocadas) para poder agruparnos y complementarnos. El tema genético no tiene ningún asidero.

yolanda pasos dijo...

Y si el tema genético fuese de recibo, para algo están los métodos anticonceptivos!!

charlie gracia dijo...

Está bien eso de conservar los viejos clientes, pero eso de acostarse con la hermana porque queda más cerca, es de re-boludos.

ángel pristino dijo...

Yo soy adoptivo y mi primer gran amor no fue con alguien consanguíneo.

Mª Eugenia dijo...

¿Por qué será que desde siempre las mujeres tenemos que estar intocadas y los hombres no hay problema de que vengan todos manoseados?

úrsula remis dijo...

Pensar que se preocupan porque Hallowen es foráneo y comercial y resulta que a nadie le importa que la prohibición del incesto sea comercial y diplomática.

la chechu dijo...

LIBERAR, LIBERAR, AL AUSTRÍACO POR LUCHAR!!

el viajante dijo...

Si las tribus hubiesen sido porfiadamente incestuosas, no se habría desarrollado el comercio?!
QUE HORROR.

la china dijo...

Capaz que a los hombres no les gustan las mujeres viejas porque le temen al incesto.

la ginecotóloga dijo...

Un himen sano es un colador generoso que deja pasar algo más que el agua. El himen con apragmatismo sexual es duro e inflexible.

el barón sosa dijo...

De lo más importante nunca se habla, salvo estando en curda y con un amigo del alma.