miércoles, 11 de febrero de 2009

Amor cotizable

En diciembre publiqué un artículo titulado Una sociedad no es la suma de ciudadanos donde, entre otras cosas comentaba que si los laboratorios farmacéuticos tuvieran la chance de vender su producción para atender las enfermedades de la sociedad, habría menos enfermos individuales.

Cuanto más estudio en libros y personas el sufrimiento humano, más me convenzo de que el amor es un sentimiento que contrarresta eficazmente al dolor y a las enfermedades.

Los que me conocen saben que estoy decididamente en contra de todo lo que se parezca a magia, supersticiones y religiones. El amor es un sentimiento que algunos grupos ideológicos tratan de monopolizarlo, pero en realidad amar amamos todos. Es algo que nos surge espontáneamente y que sólo puede asociarse a una buena calidad de vida (a pesar de que en algunas patologías mentales parece optimizarse con el autocastigo).

Acá nuevamente tenemos el mismo inconveniente planteado en el artículo referenciado. Vivimos en colectividades organizadas según criterios capitalistas y aunque tengamos la mejor solución del mundo, si no puede comercializarse, no puede aprovecharse.

Obviamente que no estoy considerando a la prostitución como una forma de «amor comercializado» porque, si bien los trabajadores sexuales cumplen una tarea muy importante, no venden amor sino que venden una actuación.

En suma: lo que parece ser la mejor medicina preventiva y curativa del dolor y las enfermedades, no puede aprovecharse porque aún no encontramos la manera de hacerla compatible con el capitalismo.

●●●

27 comentarios:

Diana dijo...

AMAR es superar al Ego. Y buscar el dueño del amor es como buscar al dueño del Sol.
El AMOR no es monopolio de nadie, sino que es inherente al Ser Humano y a su origen, a su razón de ser, y a su fin, por lo tanto trasciende religiones, régimenes de gobierno, grupos, etc. etc.
Puede probarlo Ud. mismo; verá que el amor le aclara las contradicciones en que cae a menudo.

Homero Sansón dijo...

Le cambio la idea. Si ud puede recibir la actuación de una prostituta como creíble, pues ahí tiene la solución. Cuesta un esfuerzo pero es aplicable.

Amelie dijo...

Estuve internada durante cerca de un mes en una clínica psiquiátrica y estoy segura de que una de las enfermeras realmente nos atendía con amor. Le salía del alma.

Adhemar Puppo dijo...

Estoy securo o tengo el prejuicio de que el amor con el dinero son como el agua y el aceite.

Celina Batista dijo...

Es buena la hipótesis de que encontrar una fórmula que mercantilice el amor sería una forma de aprovechar lo que ahora se está perdiendo. Hasta hace 20 años era impensable que pudiéramos tener los teléfonos móviles así que si ahora es impensable e amor mercantilizado, quien diga que algún día...

Ulises Protto dijo...

El capitalismo es el mejor sistema de organización que existe pero mucha gente lo critica porque es el más desagradable.

La gente que lo critica es aquella que piensa que la verdad es agradable y la mentira desagradable y esto también lo piensa al revés: Todo lo que no le gusta está equivocado.

María del Verdún dijo...

Hace mucho que en mi canasta familiar es infaltable el rubro "servicios sexuales" y podría dar una conferencia de dos horas sobre por qué es preferible este gasto a otros que también tienen relación con la necesidad de afecto tangible.

Laura Martirena dijo...

No estoy de acuerdo con lo que ud asegura de que "amar, amamos todos". Hitler estoy seguro que no amó.

Armando Fiorito dijo...

Me sucedió algo parecido a Amelie pero estuve internado en mi casa. Sentí lo mismo hacia una enfermera que se pasaba largas horas conmigo. Luego que me curé, ella desapareció, y ahí me surge la duda si sentía amor o lo impostaba profesionalmente. Lo cierto es que yo lo registré como amor verdadero y me ayudó en la sanación.

Benerice dijo...

Ud se jacta de ser muy racional y eso es lo que le hacer perder un poco de credibilidad porque la gente en general no es tán sólidamente racional.

Matondo dijo...

Me gustaría saber qué pasa con el amor en Cuba donde no tienen un régimen capitalista. La gente realmente podrá amarse más sinceramente o será igual que en México.

Celso Illarze dijo...

Por lo que tengo visto el pensamiento mágico y las religiones si pueden convivir con el capitalismo porque hacen muy buenos negocios aprovechando la predisposición de sus creyentes.

S.W. dijo...

La certificación casher consisten en la fabricación de productos bajo los preceptos de la Tora de la comunidad judía. Es un muy buen negocio. Doy fe. Esto responde en parte a Celso Illarze.

Marialcira dijo...

Estaría dispuesta a pagar por amor, sobre todo algunos sábados a la noche en los que me siento muy mal sola, pero ¿saben qué me pasa? estoy segura que si pago por amor me voy a sentir muy fea y entonces prefiero sentirme sola pero no fea.

Ramón dijo...

¿La soledad es fea o la solitaria es fea?

Dorotea Pausi dijo...

El amor es incompatible con el capitalismo: no se consume, no se vende, no busca ganancia.
El amor se vive y se regala desinteresadamente, o si quiere para que sea más claro, con el único interés de ser correspondido.

Olga Prado dijo...

¡Qué triste pagar por una parodia del amor!

cacho dijo...

Lo que más aproveché a lo largo de mi vida fue la amistad. Y mire que nunca tuve necesidad de comercializarla.

Guyunusa dijo...

Si lográremos medir el amor que emitimos, podríamos implementar un sistema de bonificaciones a través del cual los ciudadanos más amorosos obtuvieran una serie de beneficios, como manera de propiciar la divulgación del amor en una sociedad. Entonces, los ciudadanos con mayor puntaje de amor podrían obtener pasajes a Río de Janeiro, autos 0k, casas y apartamentos. Sería una buena forma de desarrollar en las personas un "amor sincero"

Efraín dijo...

Ah Guyunusa! Excelente idea. Ya mismo me pongo a trabajar en el amómetro. Se me ocurre que también podríamos organizar canges: ¡cada 20 unidades de amor, 10 litros de nafta gratis!

Lidia Pérez dijo...

No puede ser Ulises, que el mejor sistema de organización sea el más desagradable. El ser humano busca equilibrar realidad y placer. Algo no encaja.

gerardo dijo...

El amor es la mejor medicina, sí señor. Hoy cuando llegue a casa le grito a la negra "tomá un poco más de tu medicina"

Amalia Rojas dijo...

Corrijo un detalle Gerardo: el amor CORRESPONDIDO es la mejor medicina, porque cuando no es correspondido se convierte en veneno.

Graciana Eloísa dijo...

¡Qué es eso de que si las soluciones no pueden comercializarse no pueden aprovecharse!
La solución a nuestra propia vida está en las manos de uno, y que yo sepa ahí no hay comercialización que valga.
Se pueden dar soluciones sociales, pero en última instancia uno está sólo y es libre ... aunque multideterminado.

Yenny dijo...

Si puede medirse la inteligencia, puede medirse el amor ¿por qué no? A no ser que no puedan medirse ninguna de las dos.

totó dijo...

Creo que para este asunto de comercializar el amor habría que pedir ayuda extraterrestre. Quizás en otra galaxia donde estén más evolucionados, nos den una mano.

Oriente dijo...

Espeo que la comercialización del amor no genere deuda externa!!