jueves, 5 de febrero de 2009

El dinero excitante

No es muy fructífero comprender la conducta humana abusando de nuestra racionalidad. Las personas intentamos ser coherentes y previsibles pero no tenemos mucho éxito. Finalmente hacemos cosas fuera de toda lógica y del sentido común. Somos así a pesar nuestro.

Los varones (mucho más que las mujeres) nos sentimos atraídos fuertemente por ciertas zonas corporales de ellas (piernas, glúteos, senos) y también por ciertos objetos que ellas usan (zapatos, lencería, perfume).

Unos pocos se conforman con eso y ahí empieza y termina su actividad sexual, pero lo normal es que esos detalles (piernas, perfume) sólo sean generadores de una excitación que luego termina en una relación sexual completa.

Esas partes u objetos predilectos suelen llamarse fetiches y a quien los utiliza como fuente de excitación, fetichista.

En una distorsión que se enmarca dentro de lo que decía al principio (que somos bastante ilógicos), es probable que para algunas personas (mayoritariamente hombres como dije) el dinero sea un fetiche, un objeto que, si bien no es asociable a la mujer directamente, sí es un objeto que provee placeres, satisfacción e indirectamente también, experiencias sexuales.

●●●

29 comentarios:

Clavelina dijo...

Soy fetichista y mujer. Adoro la pija de los hombres y no pararía nunca de chupárselas. Es divina, divina, divina! La adoro.

braulio reja dijo...

¡Guauuu! Qué arriba arrancó el foro hoy! Calma chicas, calma! Así nos vamos a cansar antes de la medianoche. jajaja

Anónimo dijo...

Este artículo sólo me hizo pensar en fantasías con una señora que me ayuda en mi trabajo. Me la imagino con la ropa de la imagen y no sé como habré de tratarla hoy cuando la vea.

roque vila dijo...

Soy coleccionista de palabras. Al fetichismo también se lo llama "parafilia". ¿No es una linda palabra? No sé, suena elegante, fresca, tiene 3 "a" y 2 "i" seguidas. Bonita.

virginia dijo...

Los policías de mi ciudad llevan un bastón de madera oscura, un revólver y un par de esposas. Para mí son vendedores ambulantes de juguetes eróticos (CON TODO RESPETO).

tito marichal dijo...

Un fetiche es un objeto construido por un brujo que practica magia negra al que lo dota de poderes sobrenaturales y maléficos.

ulises dijo...

Me parece que me estoy volviendo loco con una mujer casada que es mi amante. Cuando nos vemos ella se pone una peluca que compramos juntos y todas las noches duermo abrazado a esa peluca.

Anónimo dijo...

Ahora que consolidé mi posición económica, puedo tener el sexo que prefiero con chicas treinta años menores que yo, dispuestas a todo, siempre de buen humor. Confieso que me rompí el alma para lograr esto mismo que ahora tengo.

adelina dijo...

De mi marido me enamoré cuando me habló por teléfono. Era amigo de mi padre y se enojó con él porque se puso celoso y soy mucho menor, pero sigo enamorada de su voz.

Luis Mario dijo...

Dicen que el fetiche sexual se elige en la época de la masturbación, con lo que uno piensa y le produce el orgasmo.

remedios dijo...

Qué harían uds si las encara un tipo con los mismos ojos de Antonio Banderas? Es para mearse ahí!

Julio Somma dijo...

Cuando releo de noche las cifras de ventas del día, tengo distintos estados de ánimo que cuando son buenas, se parecen al de haber tenido una buena sesión de sexo.

tadeo casas dijo...

El mejor regalo que recibí fue una chica estupenda dentro de una torta. Qué fiesta! Fue inolvidable.

virgilio ventura dijo...

Según la teoría de K. Marx, la riqueza tiene un valor fetichista que aliena al ser humano, sojuzgándolo. Es como el enamoramiento de alguien que cae de rodillas ante una persona de carne y hueso pero que él o ella lo ven endiosado.

omar fattoruso dijo...

Sabe por qué es un acierto comparar al dinero con un fetiche?, por lo que dijo un comentarista más arriba: Porque se lo considera con poderes sobrenaturales. Entender el dinero como una mercancía más mejoraría mucho la pobreza como enfermedad.

Aurelio dijo...

La educación formal no intenta ganarle terreno a la ignorancia como parece a primera vista, sino a la superstición que traemos al nacer. Algunos consideran que el psicoanálisis es una manera de reeducarnos y otros piensan que la educación formal es una especie de psicoanálisis.

karl dijo...

A lo largo de la historia los seres humanos hemos sacrificado vidas humanas para idolatrar a ciertos dioses. Algo de locura padecemos.

milka deleón dijo...

Un fetiche es un dios hecho por la mano del hombre y el dinero parece también hecho por nuestras manos y también lo tocamos, lo manoseamos, lo contamos infinitas veces tocándolo. Hay mucho de rituales paganos en estas prácticas de cajeros, cobradores, pagadores y gente común.

Mercedes dijo...

Si no fuera porque vivo rodeada de gente enferma por ganar dinero y comprar estupideces, quizá yo no sería tan beata y podría integrarme más a los míos.

nuria collazo dijo...

Me parece que fue acá mismo que leí algo de la metonimia (confundir la parte con el todo). El dinero a veces representa mucho más cosas de las que debería. Quienes se dejan llevar por la metonimia dinero=recursos económicos, termina confundiendo el árbol con el bosque.

zenobia castiglioni dijo...

Un simple alambrado al que se le suma el derecho incondicional a la propiedad privada, puede provocar que de un lado un ser humano se muera de hambre y del otro lado la fruta se pudra caída en el suelo. Hay cosas que no se deberían permitir.

orlando funes dijo...

Todos estamos dispuestos a decir que "debemos sacrificarnos" y no nos damos cuenta que estamos autorizando a que una vida humana sea canjeada por bienes materiales que alguien posee sin necesitarlos.

imelda decaux dijo...

Me cuesta tanto ganarme el dinero que cuando voy a comprar lo que necesito me parece que el valor sobrenatural que tiene el mío es muy inferior al que tiene el de otra persona. Es una espina clavada en mi cabeza. Por qué mi fetiche puede menos que el de los demás?

ezequiel dijo...

Hago de todo para que me reconozcan y me valoren. A la final, estoy aceptando y pidiendo que hagan una comparación odiosa como se dice. Yo valgo según lo que valgan los demás, dependo 100% de ellos y ellas, aunque quiera independizarme, estoy en una vidriera y la gente me mira a mí y mira a los demás y después misteriosamente elige. Qué toma en cuenta para elegir?

isidoro lópez dijo...

Todo lo que no está bajo mi control y cuyo control desconozco, para mí es mágico, misterioso, encantado, de hadas, de genios, de magos. Los valores que el mercado le pone a mis mercancías es como un hechizo. DE ahí a pensar que el dinero es un fetiche, es un paso cortito.

Anónimo dijo...

Me pasó algo estraño y grave. Vi una moto que me fascinó. Era de un hombre corpulento que se bajo y le dejó la llave puesta. No puede evitar llevármela y la abandoné en el preciso lugar en que me di cuenta que me encarcelarían. También le dejé la llave puesta pero no borré mis huellas digitales. Estoy muerto de miedo por lo que me pueda pasar y por lo que fui capaz de hacer, pero juro que "no fui yo".

rosario grandi dijo...

Conocí un señor grande que tenía una pequeña colecciones de billetes de banco (dinero) de los países que había visitado. Cuando me la mostró parecía que esos papeles viejos tenían algún poder mágico porque me comentó uno por uno y hasta los detalles menos importantes. Pura mística!

penadés dijo...

La forma que tengo yo de sacarme el miedo que le tengo a muchas cosas (al amor es una), es darle un estatus espiritual, mágico. No le temo a lo inmaterial, me asusta pero me parece menos grave. Por eso como le tengo miedo al dinero, lo imagino embrujado.Es como ud dice, tiene algo de fetiche.

iván dijo...

Ya nadie cree en el comunismo, pero sigo pensando que en ese régimen, con la economía centralizada y que los bienes de producción sean de propiedad social, nada de estas locuras de la pobreza patológica tendrían lugar. Aunque el régimen de Castro sea un rotundo fracaso, igual pienso que el comunismo algún día llegará. Quizá los seres humanos tengamos que crecer mucho para que funcione.