viernes, 20 de marzo de 2009

Nadar contra la corriente rinde menos

El 6 de marzo de este 2009 publiqué un artículo titulado Soy peor que perfecto (1) donde comento que «tenemos la mala costumbre de observarnos y compararnos con un modelo ideal. »

El malestar que nos genera esta práctica en la mayoría de los casos es lo que llamamos CULPA.

Para ganarnos el sustento necesitamos disponer de toda la energía posible y la coherencia de nuestras ideas y sentimientos es la mejor manera de organizar nuestra mente. En otras palabras: Quien sabe lo que quiere tiene más logros que aquél que no sabe lo que quiere.

Ese diálogo interior que todos tenemos, suele sabotear nuestro rendimiento. El conflicto entre lo que nos dice el «modelo ideal» y lo que nos exige el sistema capitalista equivale a nadar contra la corriente, escalar una montaña, navegar con viento en contra.

Resumiendo: Si en el ámbito donde usted debe conseguir sus ingresos de dinero se requiere ser agresivo, mezquino e insolidario —con el único límite de las normas legales y morales—, puede que tenga que rever su «modelo ideal» (ideología, filosofía, creencias), cuando éste se oponga a sus objetivos vitales: comer, abrigarse, alojarse, atender la salud.

●●●

(1) A este artículo le siguieron otros de temática similar: Los mártires gozamos sufriendo ; Unidos venceríamos ; La queja existe sólo si da ganancias .

25 comentarios:

Macarena Ciocca dijo...

Es cierto lo que dice. Yo tengo muchas ganas de terminar mi carrera, emplearme y casarme. Es tan grande el deseo que tengo de esto xq es lo más importante de mi vida que no puedo hacer nada bien y temo que al final no logre ninguna de las tres cosas.

Rosalía Arana dijo...

Clarísitomo y contundente: "cuando los principios se opongan a sus objetivos vitales: comer, abrigarse, alojarse, atender la salud."

Sin sacarle mérito, es más fácil decirlo que hacerlo.

Ventura dijo...

Mi hermano mayor es un genio simplificando las cosas difíciles y me dice que para vivir en el capitalismo hay que tener pocos escrúpulos. Los dos militamos en el socialismo. Algún día esto cambiará para bien.

Daniela Brazeiro dijo...

¡Qué triste que un psicoanalista tan creativo y original como usted nos esté diciendo que a la postre hay que seguir la corriente!

Le doy un tiempito para que se rectifique.

Saludos

Isabel Aguilar dijo...

Reconozco que me costaba levantarme para ir a la escuela, pero también es cierto que la televisión es un gran entretenimiento y poquísimas veces nos está invitando a ganar dinero. Siempre nos invita a gastarlo.

Emiliano Bertúa dijo...

Las penurias económicas que reconozco como causadas por mi condición de hombre solidario,más que molestarme me enorgullecen.

Miguel Luis dijo...

Está cierto que vivo con mi madre que me da lo que necesito porque ella heredó mucho dinero de sus padres, pero lo que más me gusta es ofrecerme como ayudante voluntario. El agradecimiento de ciertas personas me gratifica y mucho!.

Susana Berta dijo...

Trabajo en una compañía de teatro y cuando estamos en un espectáculo gratuito, los aplausos de la gente me dan más satisfacción que cuando cobramos el ticket.

Basilio Eugui dijo...

Los textos sobre optimización de desempeño hacen hincapié en el máximo aprovechamiento de todos los recursos, disminuyendo simultáneamente aquellos factores que pudieran hacer obstáculo. Es el aplicar las pocas energías que tenemos, con la forma más inteligente de que seamos capaces.

Leidy Errazola dijo...

No creo que se pueda ser buena madre y a la vez satisfacer estos criterios capitalistas. O una cosa o la otra.

Melba dijo...

Tenemos una sociedad claramente enferma mental. Lo que acá se dice es que si uno está sano, pues bien, "¡enférmese señor!".

Quizá lo que usted dice sea razonable, verdadero, pero ¡Qué difícil le va a resultar encontrar adeptos que lo sigan!

Alicia Domenech dijo...

Cuando la CULPA tenga compradores, se terminan mis problemas económicos.

Patricio Amilivia dijo...

Yo que lo sigo desde hace unos meses, lo que supongo que quiere decir es que para ser un adulto autosustentable hay que abandonar las ideas de la niñez.

Alfonso dijo...

Cuando las cosas empezaron a ir mal con mi ex, cada uno tiraba para su lado y la economía fue lo segundo que se deterioró. El conflicto psicológico debe ser parecido pero sin la solución del divorcio.

Patricia Bertoglio dijo...

Sería mejor que dejara de buscar soluciones para la pobreza porque me parece que lo único que logra es empeorar las cosas.

Judith dijo...

Ser agresivo, mezquino e insolidario ¿no va en contra de las normas morales?

Juan Herrera dijo...

Ud mismo reconoce la distancia entre el modelo ideal y el sistema capitalista. Su propuesta de adaptación es cínica y cobarde.

Andrea dijo...

Rescato la importancia de saber lo que uno quiere.

Grafito Paredes dijo...

Nadar contra la corriente te lleva a sitios insospechados.

Tom Cruise dijo...

Mientras nos comparemos con un modelo ideal está todo bien, el problema es cuando nos creemos que somos ese modelo ideal.

Santiago Ben dijo...

Finalmente lo que saco en conclusión es que estar en contra del sistema capitalista te convierte en un atleta.

Darío Campos dijo...

Se pueden atender las necesidades vitales sin necesidad de ser agresivo ni mezquino ¿para qué buscar justificaciones a estas conductas?

Daniela Ramayo dijo...

Para organizar mi mente, primero mejor busco cuáles son mis sentimientos y después adjunto las ideas.

Dalton dijo...

Mi rendimiento se ve saboteado porque mi diálogo interior gusta de exteriorizarse.

Facundo Negri dijo...

Para qué tanto esfuerzo con cumplir con los objetivos vitales si no tengo ganas de vivir.